Sonrientes, efusivos y dispuestos a aprender. Así se han mostrado todos y cada uno de los niños, niñas, jóvenes y adultos que participaron de las jornadas de formación realizadas por el equipo de formadores en Macayepo – El Carmen de Bolívar; San Basilio de Palenque – Mahates; San José de Playón – María La Baja; y Zipacoa – Villanueva, comunidades marcadas por el dolor del conflicto armado, que día a día descubren que a través de la cultura pueden expresarse y sanar heridas del pasado.

Cultura en Movimiento llegó a estas poblaciones con el objetivo de conquistar el corazón de niños, niñas, adolescentes y adultos para integrarlos en la transformación y el fortalecimiento de los procesos culturales de cada corregimiento, permitiéndoles, así, un crecimiento y mejoramiento continuo de su desarrollo artístico dentro del departamento.

En la primera visita, los formadores se encargaron de identificar las fortalezas y competencias de los asistentes, para luego, de manera focalizada, potencializarlos. Se dividieron en cinco grupos así: taller de danza tradicional; taller de técnica vocal; taller de música tradicional; y emprendimiento cultural.

Los participantes aprendieron a manejar sus voces, tocar instrumentos, a identificar ritmos folclóricos y cómo bailarlos, así mismo, descubrieron la magia de la lectura y lo maravilloso que es el poder crear arte a través de ella, usando lápices de colores y dejándolos contar sus propias historias con dibujos.

Por su parte, los adultos recibieron tips y técnicas para aplicar en sus proyectos de emprendimiento y compartieron sus experiencias.

El proyecto de Cultura en Movimiento es apoyado por el Ministerio de Cultura a través del Programa Nacional de Concertación Cultural en articulación con la Gobernación de Bolívar, a través de ICULTUR y la Secretaría de Víctimas y Reconciliación abriendo camino a que estas comunidades sean mucho más receptivas con el proceso.