El gobernador de Bolívar, Vicente Antonio Blel y la secretaria de la Mujer, Sandra Schmalbach Pérez estuvieron de cuerpo presente en el asilo Nuestra Señora de la Candelaria en Magangué.

Teniendo en cuenta los lineamientos de la política pública de Envejecimiento y Vejez, la cual busca entre sus propósitos generales, brindar calor humano y asistencia hacia esta población vulnerable, la Secretaría de la Mujer, organizó con balance satisfactorio una jornada con alto grado de sensibilidad, recuerdos y reminiscencias.

Para el gobernador Blel Scaff, la responsabilidad de la administración para con el asilo, Nuestra Señora de la Candelaria, con sede en el segundo municipio de mayor importancia de Bolívar, es fiel e irrestricto, tanto por el apoyo sostenido que el Gobierno Departamental le viene otorgando al centro social y debido al sentido de pertenencia y querer que se le profesa a los abuelos y abuelas bolivarenses.

«Ustedes significan, tradición, sabiduría y respeto y en ese entendido, continuaremos ofreciendo nuestra mejor parte, para que ustedes tengan mejor calidad de vida y atención. Esta visita ha sido sin lugar a dudas, una experiencia significativa en esta intervención integral que hemos efectuado aquí en Magangué«, expresó el gobernante departamental.

Programación que se tuvo en cuenta en Magangué

Por su parte, la titular de la Secretaría de la Mujer, Sandra Schmalbach Pérez, destacó que durante la programación que se les llevó a las personas mayores se presentaron, muestras folclóricas, actividades ancestrales, masajes para manos e interacción dirigida.

«El convenio suscrito entre la Gobernación y el asilo, les permite a 25 adultos mayores, no solamente el poder residir y recibir alimentación, sino, atención sicosocial y de enfermería. En ese orden de ideas, seguiremos trabajando por el bienestar de nuestra población mayor que habita en el territorio«, subrayó la secretaria de Despacho.

Finalmente, el objetivo es ampliar cobertura y convenios con estos centros de asistencia social», agregó Schmalbach Peréz.