En la Biblioteca Digital del Pie de la Popa y cumpliendo con los protocolos de bioseguridad, 43 gestores culturales, artistas y creadores fueron certificados en formación de vanguardia.

Lo anterior en vista de que los artistas y gestores culturales, culminaron con éxito el diplomado de Diseño y Formulación de Proyectos Culturales.

La diplomatura se llevó a cabo por el Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena, IPCC; en alianza con el Ministerio de Cultura y la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

Las palabras son del reconocido gestor cultural, Dixon Pérez González, coreógrafo, bailarín, licenciado en danza de la Universidad de Antioquia; y director y fundador del Conjunto Folclórico Nacional Ekobios.

Directora del IPCC, Saia Vergara Jaime

El evento estuvo presidido por la directora del IPCC, Saia Vergara Jaime; y Glenda Olier Puello, coordinadora administrativa y financiera de la seccional Cartagena, de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

El Gestor Cultural Pérez González, mencionó que el diplomado «es la mejor herramienta que hemos podido recibir para proyectarnos en el futuro».

«Nos abrieron las puertas para presentar proyectos a nivel nacional e internacional”, afirmó González, quien también es bailarín, Licenciado en Danza de la Universidad de Antioquia y fundador del Conjunto Folclórico Nacional Ekobios.

El diplomado abordó temas relacionados con las nuevas perspectivas para enfrentar las exigencias del Covid. También, con los retos de la reactivación; y estrategias para desarrollar proyectos culturales sostenibles de impacto en la sociedad.

 

Así mismo, las 43 personas pudieron aprender sobre las metodologías para formular proyectos culturales; en especial, el impulso de emprendimientos para estimular la creatividad y fuentes de financiación que ofrece el Ministerio de Cultura.

Vergara Jaime dijo que el año pasado, como nunca antes en el IPCC, se ofreció a la ciudadanía 11 convocatorias de estímulos. Estas estaban dotadas con 2 mil 400 millones de pesos, destinados a artistas, artesanos, creadores audiovisuales, comunicadores y gestores culturales, entre otros.

También se desarrollaron 7 procesos formativos certificados con el fin de contribuir a la profesionalización de la comunidad cultural.