Más de 3200 familias en situación de vulnerabilidad se beneficiaron con la entrega de 10 toneladas de ñame en San Jacinto y San Juan Nepomuceno donadas por la Fundación AGM Huellas de Piedra.

Directivos de la empresa AGM Desarrollos SAS atendieron el llamado que las asociaciones campesinas de la Alta Montaña, en jurisdicción de El Carmen de Bolívar, quienes afrontan la pérdida del ñame por la sobreproducción, y decidieron comprar más de 60 toneladas del producto. La compra se hizo a través de la Fundación AGM Huellas de Piedra que inició un periplo para entregar ñame a los más necesitados.

“Este ñame, producto de exportación, lo estamos regalando a nuestros hermanos del norte y centro de Bolívar para apoyarlos en esta época tan dura que vivimos. Mañana seguiremos llevando felicidad a familias de Soplaviento y San Estanislao de Kotska y durante la semana en otros pueblos de Bolívar y la zona insular con el apoyo de la Armada Nacional”, dijo Melissa Hilsaca, directiva de la Fundación AGM Huellas de Piedra.

 

 

El ñame, un gran alivio

Voluntarios de la Fundación y la Armada, con apoyo de la alcaldía, visitaron la periferia de San Jacinto y fueron recibidos con sonrisas que denotaban el agradecimiento de las familias.

Por ejemplo, Argelio Pérez Rodriguez, un trabajador independiente, resaltó el apoyo porque considera que el ñame no sólo alivia el hambre, sino que nutre porque es rico en vitamina A, C, hierro y fósforo.

“Nosotros estamos viendo la carne en televisión como dice la canción, pero con este ñame y mil pesos de suero, se nos compone el día. Damos gracias a la Fundación AGM Huellas de Piedra por este bonito gesto”, dijo Pérez Rodríguez, quien habita en el barrio La Guitarra de San Jacinto.

asimismo, en San Juan Nepomuceno se inició la entrega de ñame a los habitantes del barrio San Victorino con el apoyo de la Umata Municipal.

Para Juan Carlos Barreto, director de la Umata de San Juan, esta donación es importante para San Juan porque se ayuda a muchas familias de varios barrios vulnerables.

 

Finalmente, los campesinos de la Alta Montaña de El Carmen de Bolívar agradecieron a la Fundación AGM Huellas de Piedra porque es la tercera vez que les compra gran parte de la cosecha. “También agradecemos al alcalde de El Carmen, Carlos Torres Cohen, por el empeño y el apoyo para buscar salidas a la crisis que tenemos por la sobreproducción de ñame. Este hombre tocó las puertas del Estado y de fundaciones como AGM Huellas de Piedra para que nos compraran la cosecha”, dijo Alberto Royet, líder de Caracolí, vereda de El Carmen.