El alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, afirmó que el gobierno está dispuesto a establecer mesas de dialogo con el ELN, esto si el grupo al margen de la ley detiene todas sus actividades ilegales.

Después de poco menos de 1 año y medio de intentos por parte de la iglesia y Naciones Unidas para comenzar los diálogos, finalmente parecía que lograban el cometido. No obstante, algunos frentes del grupo armado no han permitido que avancen los diálogos.

«Son algunos altos manos como alias ‘Fabian’, en el frente occidental del ELN en el Chocó, que realmente se están interponiendo. Están exigiendo que se pague 3.000 millones de pesos por la liberación del exalcalde del Alto Baudó, Tulio Mosquera Asprilla”, afirmó Ceballos.

Por su parte, el alto comisionado se comprometió a intentar todo lo posible para que el gobierno continué con los diálogos.