A pesar de bloqueos, manifestaciones y cierres de la actividad productiva gracias a la reciente ola de contagios, el gobierno se mostró positivo frente a la recuperación que tendrá Colombia en el cierre del 2021. Así lo dió a conocer en la presentación de su hoja de ruta para los próximos años.

El Ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo informó que la mejora del crecimiento estará impulsada principalmente por los buenos resultados que tuvo el PIB durante los tres primeros meses del año, con un aumento de 1,1%; los altos precios del petróleo y un progreso en el desempeño de los sectores de comercio, hotelería, industria manufacturera y la construcción.

Según el Marco Fiscal de Mediano Plazo (MFMP) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Ministerio de Hacienda considera que, frente al 2020 Colombia podría tener una reducción del desempleo en 3,2 puntos porcentuales en este 2021.

“Una vez pasados los paros y el tercer pico de la pandemia, se espera un rebote acelerado del crecimiento… en ausencia del tercer pico de la pandemia y de las movilizaciones sociales, si durante el resto del año se mantuvieran los niveles de PIB observados en el primer trimestre el crecimiento del año sería 8%”. Así se encuentra planteado en el documento que entregó la cartera de hacienda ayer martes 16 de junio.

Así mismo, se estima que habrá un aumento de 32% en la inversión extranjera directa neta, lo que podría permitir un financiamiento de tres cuartas partes el déficit que se estima para el 2021.

Por otra parte, consideran que podría haber un incremento de exportaciones e importaciones, gracias a la recuperación de socios comerciales y por una mayor demanda interna.

Además, en el Marco Fiscal de Mediano Plazo, el Minhacienda cambió las cuentas que tenía anteriormente sobre el precio del dólar, del petróleo y la inflación. Para la tasa de cambio estaba en $3.466, el precio del Brent referencia para Colombia estaba en US$53, en promedio por barril, y el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se registraba en 2,4%.

Después de lo que planteó el Gobierno ayer martes, las estimaciones se dirigen a una inflación de 3%, un precio del petróleo por US$63 promedio por barril y el dólar a $3.667.