La Fiscalía General de la Nación radicó ante la Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema de justicia escrito de acusación contra Ariel Palacios Calderón, gobernador del Chocó. Se le acusa de presuntas irregularidades en la contratación al amparo de la emergencia sanitaria por el Covid-19.

La investigación surge del “contrato de prestación de servicios” N°198 del 15 de abril de 2020, suscrito directamente con la Fundación Chocó Saludable, donde se busca realizar jornadas de salud y mitigar el impacto de la pandemia en 27 municipios.

El contrato asciende a $2.091’500.000, contempló 11 ciclos educativos en 116 comunidades indígenas, afrodescendientes y Rom-gitanos; así como un plan de difusión de mensajes atreves de pasacalles, vallas, pendones, plegables, cuñas y piezas audiovisuales, entre otros productos.

La celebración del contrato presuntamente habría vulnerado de retos y resoluciones, los cuales se encargan de regular y establecer los parámetros de contratación en medio de la emergencia por el covid-19. Además, de conoció que no fueron invitadas a participar en el proceso de selección las IPS del departamento. La convocatoria se dirigió a entidades de otra región, las cuales aparentemente no cumplían con las competencias, perfil, experiencia, condiciones técnicas y operativas propias para la celebración de estos contratos. Una de estas, la Fundación Chocó Saludable.

Por otra parte, el contrato de carácter preventivo y publicitario, presuntamente habría desconocido las verdaderas necesidades de la población priorizada y además desatendido las diferencias en salud pública.

Por todas las anomalías presentadas en el curso de este contrato, un fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia presentó la acusación contra el gobernador del Chocó por lls delitos fr contrato sin cumplimiento de requisitos legales, interés indebido en la celebración de contratos y peculado por apropiación en la modalidad de tentativa.

Por estas y otras supuestas anomalías, un fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia presentó escrito de acusación contra el gobernador Palacios Calderón por los delitos de: contrato sin cumplimiento de requisitos legales, interés indebido en la celebración de contratos y peculado por apropiación en la modalidad de tentativa.