Tras el mal comportamiento y el no acatamiento de la orden de aislamiento preventivo obligatorio por parte de algunos bolivarenses durante el pasado puente festivo, la Gobernación de Bolívar y las Alcaldías Municipales determinaron endurecer las medidas restrictivas en cada población y utilizar toda la fuerza disponible para que los pobladores cumplan las medidas.

Así lo acordaron el Gobernador Vicente Blel, alcaldes municipales y el secretario del Interior de Bolívar, en el marco de una reunión extraordinaria donde se analizó la creciente indisciplina social en el departamento.

La gobernación de Bolívar manifestó su preocupación por el incremento en los casos de COVID-19 en los municipios y su relación directa con la violación de las medidas sanitarias y de orden público. Vicente Blel rechazó los últimos hechos de indisciplina social y le hizo un llamado a todos los bolivarenses. “Necesitamos que entiendan que las medidas tomadas por el Gobierno Nacional y Departamental son para el bien de todos. Esto es un trabajo en equipo: gobierno, autoridades y ciudadanía, para que todo salga bien cada uno de nosotros debe poner su grano arena, y el de ustedes bolivarenses, es acatar las normas”.

Por su parte, el secretario del Interior, Carlos Feliz Monsalve, aseguró, “rechazamos enérgicamente toda la indisciplina social presentada en los municipios de Bolívar este puente festivo. Por ello, con el apoyo de los alcaldes extremaremos las medidas para contener la velocidad de propagación del COVID-19”.

El director de Seguridad y Convivencia Ciudadana de Bolívar, José Ardila, exigió respeto por las autoridades: “le pedimos a todos los habitantes de Bolívar respeto para con la Fuerza Pública, que entiendan la labor que están desarrollando nuestros policías, soldados e infantes de Marina(…) entendamos que para derrotar el COVID-19 tenemos que estar unidos y tener mayores niveles de convivencia”