Las instituciones y organizaciones como Gimani Cultural, Junta de Acción Comunal de Getsemaní, la Corporación para la Capacitación y el Desarrollo Educativo (Coreducar), postularon ante el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural la manifestación Vida de Barrio de Getsemaní a la Lista Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial, LRPCI, del ámbito nacional.

La propuesta recibió concepto favorable del Consejo en pleno, que, ante la solidez de esta, brindó viabilidad a la elaboración del Plan Especial de Salvaguardia (PES).

Getsemaní se caracteriza por la sólida relación de los habitantes con su entorno urbano de valor patrimonial, en el que espacios públicos cumplen funciones privadas y privados y funciones públicas, con usos y costumbres que se trasladan al espacio comunitario, como rayar el coco, pelar los alimentos, la conversación en familia en la que el sofá viene a ser el bordillo de la calle, entre otros.

La formulación del PES de Getsemaní recibe el apoyo del Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena, IPCC, con la contratación de un equipo técnico de trabajo propuesto por el mismo barrio, y contará con un amplio componente de comunicación con la comunidad, comprensión de la manifestación, investigación, estrategias de convocatoria y mesas de trabajo.

 

Estas últimas se realizarán de septiembre a noviembre del 2021, con la participación de personas de todas las edades, organizaciones sociales y cívicas, propietarios de bienes muebles e inmuebles, entre otros, lo que permitirá, propugnar por acuerdos sociales y construir colectivamente la propuesta de salvaguardia estimulando así, la sostenibilidad del Barrio de Getsemaní.

Con manifestaciones culturales sólidas como el Cabildo de Getsemaní, el torneo de bola de trapo, las cocinas tradicionales, los juegos de mesa, por mencionar solo algunos, el barrio histórico y su vida barrial tradicional, de la mano de la comunidad buscarán con dicho plan reivindicar sus costumbres y extenderla por muchos años más.