Con doble propósito la Fundación Huellas de Piedra realizó una compra de 100 toneladas de yuca y 60 de ñame espino a los campesinos en El Carmen de Bolívar. Primero, en apoyo a los campesinos, quienes no habían podido vender el producto por sobreproducción y también, para brindar a las comunidades menos favorecidas de los municipios de Bolívar.

El alcalde de El Carmen de Bolívar, Carlos Torres, indicó que la donación de yuca es de gran ayuda para las familias más vulnerables, pues encuentran muchas formas de prepararla y porque saben que si es de los Montes de María tiene el sello de la calidad.

Yo personalmente quiero agradecer a la Fundación AGM Huellas de Piedra por esta importante donación de yuca porque era una gran preocupación de la administración y del propio gobernador de Bolívar, Vicente Blel, quien en días pasados escuchó las preocupaciones de los campesinos porque temían se les perdiera el producto por la super producción del tubérculo”, comentó.

Asimismo, Carmen Herrera, beneficiaria de la donación, dijo que todas las familias recibieron tres kilos de yuca, lo que les sirve para solventar la situación por estos días. “Nosotros conseguimos la liga, pero lo importante es que por estos días tenemos la yuca”, dijo.

Un vocero de la Fundación informó que en El Carmen seguirán las donaciones de yuca y ñame para las familias más necesitadas del municipio. Todo con el apoyo de la Armada Nacional, con cuyos hombres se coordinan las entregas.

En San Jacinto

De igual forma, el alcalde de San Jacinto, Jorge Castellar, apoyó en la entrega de 10 toneladas de yuca en diferentes sectores.

Resaltamos el apoyo de la Fundación AGM Huellas de Piedra, entidad que en la época de la pandemia ha ayudado a los sanjacinteros con mercados y ahora con esta yuca, que es una gran bendición”, dijo.

Las entregas seguirán en San Jacinto y también en otros municipios de Bolívar.