Ayer jueves 17 de junio, la plenaria del Senado avaló en último debate el proyecto de ley sobre licencia compartida. Ahora, los hombres que se conviertan en padres podrán tener más días de licencia para estar con los bebés recién nacidos y sus parejas

La licencia de paternidad para los nuevos padres pasará de 8 días a 2 semanas, aumentando progresivamente hasta llegar a 5 semanas. Igualmente, 6 de las 18 semanas de maternidad podrán ser compartidas con los padres.

«Esto ayudará a reducir el desempleo en las mujeres, a quienes nos afecta, principalmente, por la discriminación laboral en torno a la licencia de maternidad», Explicó Juanita Goebertus, una de las ponentes de la propuesta quien es representante a la cámara.

El proceso para el aumento progresivo estará determinado por la reducción del desempleo estructural. Siendo así, por cada punto porcentual que se baje se añadirá una semana a la licencia de paternidad hasta llegar a cinco.

El objetivo del proyecto es que los hombres tengan mayor responsabilidad en el cuidado de sus hijos, el acompañamiento para las necesidades de su pareja y en las labores del hogar. También se pretende eliminar las brechas de género en este campo con un equilibrio laboral entre hombres y mujeres.