En el Atlántico se calcula una pérdida de unos $4.500 millones debido a los saqueos, destrozos y cierres preventivos a los que se han visto sometidos algunos comerciantes del departamento a raíz de los actos vandálicos de los que han sido testigo en la última semana.

Yilda Castro, directora de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), seccional Atlántico, aseguró que son más de 31 los establecimientos que se han visto afectados por los actos de violencia.

“Lamentamos y rechazamos rotundamente los actos de violencia que se han generado en el marco de las marchas convocadas durante estos días”, comentó Castro.

 

Además aclaró que la cifra por ahora no es definitiva, pero que los empresarios están tratando de establecer el monto de sus pérdidas en los últimos días.

Muchas pérdidas

La directora de Fenalco Atlántico recordó que el comercio ha sido uno de los sectores más afectados durante la pandemia.

Y en este escenario en particular, comentó que “sabemos que la gran mayoría convoca a marchas pacíficas, pero estas se están convirtiendo en el escenario perfecto para que los delincuentes actúen, para que aquellos que desean destruir estén afectando la integridad física y personal y también destruyendo el patrimonio público y privado”.