La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU (FDA) autorizó el jueves una dosis de refuerzo de la vacuna contra el covid-19 para algunas personas inmunodeprimidas.

La entidad estatal estadounidense autorizó el uso de emergencia para las vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna para permitir una dosis adicional para ciertas personas con sistemas inmunológicos comprometidos. Ese grupo incluye «específicamente, receptores de trasplantes de órganos sólidos o aquellos a quienes se les diagnostican condiciones que se consideran que tienen un nivel equivalente de inmunodepresión», escribió la agencia en un comunicado el jueves.

“El país ha entrado en otra ola de la pandemia del coronavirus y la FDA es especialmente consciente de que las personas inmunodeprimidas corren un riesgo particular de contraer una enfermedad grave. Después de una revisión exhaustiva de los datos disponibles, la FDA determinó que este grupo pequeño y vulnerable puede beneficiarse de una tercera dosis de las vacunas Pfizer-BioNTech o Moderna”, señaló la comisionada interina de la FDA, Janet Woodcock.

La FDA detalló que las personas inmunodeprimidas de manera similar a las que se han sometido a un trasplante de órganos sólidos tienen una capacidad reducida para combatir infecciones y otras enfermedades, y son especialmente vulnerables a las infecciones, incluido el virus de la covid-19.

A esto se le suma que los contactos cercanos de personas inmunodeprimidas deben vacunarse, según corresponda a su estado de salud, para brindar una mayor protección a sus seres queridos.