Tres ladrones que se dirigían a robar una gasolinera en el condado de Yuma en Estados Unidos quedaron atrapados en la acción de un exmarine identificado como James Kilcer que no dudó en confrontarlos el miércoles 20 de octubre.

Los dos encapuchados entraron lanzando improperios y apuntando con un arma de fuego a los ciudadanos que se encontraban en la estación de servicio hacía las 4:30 de la madrugada, según información otorgada por la Policía de Yuma.

En medio del confuso cruce de palabras, Kilcer, quien se encontraba haciendo la fila para ser atendido en el mostrador, se da cuenta de los hechos y reacciona violentamente contra el delincuente armado, provocando un forcejeo para hacerse con el poder de la pistola.

“Me estaba preparando para dar la vuelta para irme y escuché que la puerta se abría de manera agresiva (…) lo primero que pensé fue que era un cañón terriblemente pequeño”, dijo Kilcer en conversación para el medio local ‘ABC Arizona 15’.

“Le pegué a él y a la pistola antes de que mis llaves golpearan el suelo. Así de rápido me moví, y soy un tipo pequeño y regordete. Quiero decir, ya no me muevo tan rápido”, agregó

Solo le bastaron escasos 10 segundos antes de que este exsoldado desarmara a los ladrones y controlara la situación. El otro atracador no dudó en salir corriendo de la escena del crimen y dejar botado a su compañero de fechorías, quien se debatía en una fuerte confrontación con James.

James Kilcer exsoldado que enfrentó a atracadores en el condado de Yuma, Estados Unidos.

 “Cuando levanto el arma, le apunto a la cabezalo hago girar y lo pongo de espaldas a mí porque no sabía si sus amigos iban a venir hacia nosotros», puntualizó Kilcer al medio citado simulando tener un rehén.

Afortunadamente nadie salió herido y la policía local puso a disposición de un juez al delincuente que será judicializado por robo a mano armada y asalto agravado.
Entre tanto, las autoridades siguen en la búsqueda de los otros maleantes que huyeron del lugar en medio de la confrontación.