Las ventas internacionales de carne y animales vivos de origen Colombia crecieron por encima del 100 % en 2020. De acuerdo con las cifras del DANE, el sector ganadero logró facturar 267,1 millones de dólares, una cifra récord en los mercados internacionales, mientras que en 2019 alcanzaron USD 132 millones.

La Oficina de Planeación e Investigaciones Económicas de Fedegán-FNG reveló que el año pasado fueron vendidas 34.124 toneladas de carne a más de una docena de países por un valor de 123,3 millones de dólares, una cifra muy superior a la de 2019: 20.774 toneladas por USD 76,2 millones.
El pódium de naciones que más compraron carne colombiana durante 2020 lo integran Rusia con 8884 toneladas (USD 29,1 millones); Líbano, 6863 t (USD 26,4 millones) y Hong Kong, hacia donde se llevaron 3789 toneladas equivalentes a 16,7 millones de dólares.
Otros países que compraron carne 100 % colombiana fueron Jordania, Egipto, Emiratos Árabes, Arabia Saudita, Libia, Vietnam, Birmania, Chile, Costa de Marfil y Sierra Leona, entre otros.

Por otra parte, las ventas internacionales de animales vivos totalizaron 264.107 cabezas de ganado que representaron 143,8 millones de dólares. Esto representa un importante crecimiento ya que en 2019 se llevaron al exterior 75.370 bovinos vivos (USD 55,8 millones).
Hace dos años solo  Irak y Libia compraban animales vivos a los ganaderos colombianos. Sin embargo, el año pasado el grupo de naciones creció al incluir a Egipto, Líbano y Jordania.

Jose Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), recordó que en enero de 2019 cuando retomó la administración del FNG, Colombia había perdido el estatus de libre de fiebre aftosa con vacunación por parte de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE). Pero después de un arduo trabajo con los ganaderos, las Organizaciones Ejecutoras Ganaderas y el ICA lograron que en un mes la OIE restituyera el estatus del país libre de aftosa”.

“Colombia avanza en el reto que nos pusimos con el gobierno de que si las cosas siguen como van, muy probablemente, terminaremos el año 2022 facturando 500 millones de dólares. Con estas cifras, el sector cárnico ganadero se vuelve un renglón promisorio y de una potencialidad muy grande dentro de la oferta exportadora colombiana”, concluyó el presidente ejecutivo de Fedegán.