El Distrito dio a conocer que este año no habrá la tradicional procesión de la Virgen de La Candelaria para garantizar la vida y salud de los cartageneros frente a la pandemia de la Covid-19. 

“En la reunión con toda la institucionalidad, la Iglesia y los habitantes del barrio Pie de La Popa se definió no hacer la procesión, ante la situación que vive Cartagena en medio de esta pandemia. Hubo consenso en esta decisión”, señaló David Múnera Cavadía, secretario del Interior y Convivencia Ciudadana.

Como medida preventiva, se cerrarán todos los ingresos al cerro de la Popa, no se permitirán aglomeraciones en la subida y se harán operativos para evitar el ingreso de la ciudadanía.

El secretario señaló tampoco se permitirán ventas en la subida al Cerro de la Popa.

Las fiestas

Sin embargo, esto no quiere decir que no se celebrarán las fiestas de la Virgen de La Candelaria.

David Múnera explicó que este año las actividades se harán de manera virtual.  Tanto el Festival del Frito como las jornadas culturales y las tradiciones se desarrollan de esta manera. El padre José David Niño Gómez, rector del Santuario de la Popa Nuestra Señora de La Candelaria, se mostró de acuerdo con esta decisión.

“Se determinó que el día 2 de febrero, la fiesta de la patrona de Cartagena no contará con la presencialidad de personas. Tampoco se realizará la procesión tradicional. En el Santuario se tendrán dos eucaristías diarias con novena y rosario. A las 6.30 de la mañana se rezará el Santo Rosario, la novena y la eucaristía y desde las 5.30 de la tarde hasta las 7:30 de la noche, todo de manera virtual, transmitidas por las redes del Santuario”, expresó el párroco.