Luego de comprar $1,000 en bitcoins a los 12 años en 2011, cuando cada bitcoin costaba de $10 a $12, Erik Finman es ahora el millonario de Bitcoin más joven del mundo.

“lo deseaba y esperaba que pasara, pero no estaba seguro que esto fuera así”, esto fue lo que comento Finman luego de que el medio noticioso La W le preguntara si sabía que algún día sería millonario.

Finman no ha perdido el tiempo, pues construyó el Freedom Phone, un teléfono de rápidos procesadores, cámaras actuales, batería de 24 horas, una memoria masiva y capacidad para ejecutar todas sus aplicaciones.

“lo creé para recuperar esa habilidad que se ha perdido en el mundo para ser uno mismo en las redes sociales. El propósito es recuperar la libertad de expresión de las personas”, manifestó Finman acerca del teléfono innovador.

Erick Finman aseguró que los primeros 1.000 dólares que invirtió en bitcoin los recibió de su abuela, quien se los había dado para pagar sus estudios.

«Decidí invertirlos en Bitcoin, en ese momento cuando todavía no era una gran cosa. A mis 15 años cree mi propia empresa, luego la vendí a los 17 años, y con ese dinero volví a invertir en la criptomoneda”, expresó Finman.

Además, acerca de la caída de la criptomoneda indicó que durante los últimos 10 años se ha dado cuenta que el Bitcoin es impredecible, no se sabe cuándo se va a recuperar. Se debe esperar y ser pacientes porque no se sabe cuándo un multimillonario pueda cambiar el mercado.