Mientras algunos ciudadanos nos ayudan a proteger nuestro patrimonio natural, otros atentan contra él, desmejorando los esfuerzos que se hace para enfrentar el cambio climático.

En este año, el EPA ha detectado 12 casos de envenenamiento de árboles con herbicidas y otros químicos, por lo que hace un llamado a la comunidad para denunciar estos hechos y tomar medidas contra los depredadores de la naturaleza.

Muestra de lo anterior es un nuevo caso detectado por personal técnico del EPA en reciente visita a la manzana 5 de la cuarta etapa del barrio Nuevo Bosque, donde se tuvo que talar dos árboles que fueron envenenados y sus ramas secas implicaban riesgos para el sistema eléctrico y viviendas del sector.

De acuerdo a lo determinado por personal del grupo de flora y fauna y operadores forestales del EPA, los árboles de laurel venían siendo atacados con algún químico y presentaban orificios en su tallo, a través de los cuales les introducían el líquido.

El EPA toma evidencias e inicia las indagaciones administrativas tendientes a determinar responsabilidades e imponer las sanciones respectivas.

El EPA hizo presencia en el lugar luego de obtener quejas de miembros de la comunidad, debido al mal estado en que se encontraban los árboles y el riesgo que presentaban sus ramas secas.

Continúa campaña de siembra

Pese a estas acciones reprochables, el EPA continúa con su campaña Distrito Verde Cartagena, que pretende la siembra de 100 mil nuevos árboles en distintos sectores de la ciudad durante esta Administración.

En virtud de la campaña, hasta esta semana se reportaban 2.477 nuevos árboles sembrados.

A esta campaña se sumaron la semana anterior las comunidades de los barrios Parque Residencial El Country y Nuevo Jardines, que cuentan con nuevos árboles sembrados en sus zonas verdes.

Instamos a las comunidades a participar de esta campaña que pretende un ambiente sano y salvar nuestro patrimonio natural, tal como lo contempla nuestro plan de acción, parte vital del Plan de Desarrollo del Distrito.