A la Procuraduría Ambiental y Agraria de esta ciudad, el Establecimiento Público Ambiental, EPA Cartagena, remitió informe técnico sobre proceso de siembra de 600 árboles donados en diciembre 2020, y que hoy han generado denuncias contra esta entidad ambiental.

En el informe técnico, producto de una reciente visita al sitio de siembra, se aclara que el proceso de reforestación no ha culminado. Actualmente, la siembra y la resiembra se encuentra suspendida, mientras se adelantan procesos de contratación relacionados al proyecto. Se sigue adelantando el riego de los árboles con apoyo de la comunidad.

Es importante anotar que, durante la visita de inspección ocular, la misma comunidad manifestó que los árboles han venido siendo arrancados y hurtados por vecinos del sector.

Luego de una evaluación, el EPA Cartagena logra determinar que solo un 13% de árboles han muerto, una cifra inferior al porcentaje de mortalidad promedio que habitualmente se maneja en este tipo de proyectos, que es del 30%.

El proyecto contempla la resiembra del 30% de los árboles sembrados, y continuará hasta sembrar en todos los sitios priorizados del Cerro de la Popa; así como el mantenimiento por dos años de la siembra, el cual incluye la seguridad para evitar que sigan arrancando árboles, cumpliendo con todo el proceso de fertilización, el tutorado y el control fitosanitario, con el fin de garantizar la sostenibilidad de la reforestación.

El riego realizado en forma manual se continuará realizando, mientras se instala el sistema de riego por goteo, para garantizar una frecuencia de riego día por medio, tal como se encuentra previsto en el proyecto; lo cual será producto de un previo proceso de contratación.

Este sistema consiste en la ubicación de un tanque de 10 mil litros en la parte alta de la Bendición de Dios (sector las antenas), una motobomba de 2 HP, 400 metros de manguera y cinta de riego, con el fin de llenar el tanque semanalmente e irrigar los árboles día de por medio.