Claros/oscuros de los jugadores para entender las apuestas deportivas

Esa final la ganó Marinjo. Con escasos 200 minutos en el campo de juego, tuvo un sacudido presentimiento. El diablo entró por sus venas e hizo de las suyas. Porque, claro, es muy fácil insultar a un jugador cuando le aqueja una peritonitis, pierde a un perro fiel el día anterior o cuando al hombre le ruge el estómago de hambre sin siquiera haber masticado una milanesa en su vida.

Fue esa vez, esa final, después sequía. Los que apostaron en apuestas-deportivas.es al número 1, ganaron.

Marinjo confió en su presentimiento: convertir un gol. Fue así entonces cuando, sacando del arco, el golero estampó un temible puntinazo consagrándose campeón de la liga española.

Tenía pocos partidos en Primera División. Comió mucho banco de suplente. Y esa vez, la embocó. Nunca le había pasado. Nada. Ni el gol ni el presentimiento. Ese día soñó que hacía un gol. Psicológicamente, receptó un mensaje de su amigo que le susurraba “¡dale de puntín, dale de puntín!”. Pero ahora es fácil decirlo. Había que estar esa noche fría bajo los tres palos. Bajo esa lluvia impiadosa. La visión empañada. Usando referencias a la marchanta.

Dio un pique corto demoledor para fulminar la pelota. En el arco contrario, un guardameta petiso que no alcanzó a descolgarla del ángulo. Sacó latigazo de derecha y el esférico se elevó muy alto perdiéndose en los grisáceos nubarrones y cayendo a gran velocidad justo en el fierro del arquero.

Las cámaras no tomaron el suceso, pero el arquero rival apareció tendido en el suelo tras recibir un botinazo en la frente que se desprendió de Marinjo justo al rematar. Imperceptible. Inapelable. Insólito. El Badajoz se coronaba campeón de la Liga Española.

Triunfar con las apuestas deportivas de taquito

  • Establece tu bank (dinero de antemano pautado para apostar).
  • Especialízate en un deporte.
  • Busca la mejor cuota.
  • Lleva un control de todas las apuestas que realices.
  • No titubees bruscamente de estrategia. 

Bonos: todo lo que necesitas saber

BONOS

Es dinero que se añade a tu cuenta tras hacer ese primer depósito. Hay casas de apuestas que lo dividen en dos depósitos, otras en tres, etc.

Siempre es necesario consultar los términos y condiciones de cada casa.

Importante saber que para liberarlos necesitas apostar, mover cierta cantidad de dinero para que ese dinero que te han aplicado a tu bankroll se libere y sea tuyo.

Puedes liberarlo o usarlo y no te lo quiten en un futuro si no cumples las condiciones de liberación.

Una vez liberado, es completamente tuyo.

Para liberarlo aparece el ‘rollover’. Monto que tienes que apostar para liberar una bonificación. Que deje de ser de una casa de apuestas y pase a ser tuya.

BONOS FREEBEST (apuestas gratuitas)

Funcionan de forma independiente a tu bankroll inicial. Tú haces un depósito y la casa te otorga cierta cantidad de apuestas gratuitas.

Lo importante es que no tienen ningún requisito de liberación. Los haces y el dinero que ganes es tuyo. Eso sí, el dinero que ganes es sólo el beneficio de la apuesta.

Ej: tienes una freebest de 50€ y la haces a cuota 1,80; no ganas los 50€ + 40€ de beneficio. La freebest se va y sólo te quedas con los 40€ de beneficio.