Este jueves el país de África del Norte alcanzó los 50,2 grados Celsius en la ciudad de Kairouan al centro de la nación, registrando así, el récord de las temperaturas más altas de su historia por segundo día consecutivo en el continente africano.

Así mismo, esta es la segunda temperatura más elevada del mundo, según información entregada por el Instituto Nacional de Meteorología (INM).

En 2005, el país había reportado por última vez unas cifras similares en la región de Tataouine (sur), ubicada a puertas del desierto del Sáhara, con 50,1 grados. En la capital de Túnez, el termómetro apuntó los 48 grados desde el día más caluroso en 1982, cuando marcó los 46,8 grados.

Las autoridades anunciaron que el país se encuentra en medio de una ola de calor que provocará hasta el final del día, temperaturas entre los 39 y los 45 grados, acompañadas de vientos de siroco, excepto en el suroeste del estado donde se esperan temperaturas de 49 grados.

Mientras tanto, Argelia mantiene temperaturas incluso de 47 grados, sumándole los fuertes vientos que dificultan las labores para extinguir la cantidad de incendios que hay desde el pasado lunes al norte del país, especialmente en la región de Cabilia, los cuales, han provocado la muerte de 69 personas, 25 de ellos militares.

De acuerdo al INM el mercurio bajará progresivamente a partir de este viernes.