En un comunicado emitido este martes por la Contraloría, se anunció que luego de cuatro años de investigación, se encontró responsable a Electricaribe de haber usado entre julio de 2011 y octubre de 2016, $211.755 millones del Fondo de Energía Social (FOES), que estaban dirigidos a los subsidios de estratos 1 y 2 de zonas especiales en la región Caribe, para disminuir las pérdidas de la entidad.

“Los $187.227 millones que recibió Electricaribe como canalizador del FOES, que administra el Ministerio de Minas y Energía, fueron aplicados al consumo distribuido comunitario y no al consumo individual del usuario que contaba con medidor individualizado como principal destinatario del mismo. Los recursos del FOES son de inversión social y destinación específica, por lo tanto, debieron ser aplicados al consumo individual del usuario y no al consumo distribuido comunitario, como lo realizó Electricaribe”, muestra el documento.

Al momento de aplicar la inversión, no se disminuyó el valor que los usuarios debían pagar en la factura, más bien, se favorecieron los ingresos de Electricaribe como canalizador, mermando con ello las pérdidas no técnicas de energía que presentaba la empresa en esas zonas especiales.

La Contraloría concluye que Electricaribe “pasó por alto que el Estado destinó unos recursos en beneficio de la empresa en los cuales actuaban como operadores los Fondos de Apoyo Financiero Prone, FAER y Fanzi, cuyos recursos van encaminados, una parte, para apoyar los planes de reducción de pérdidas no técnicas de energía, y la otra parte, como apoyo a las empresas con usuarios no normalizados ubicados en las áreas especiales”.

Además de Electricaribe, el fallo también va dirigido contra PricewaterhouseCoopers y tres de sus colaboradores, como revisores fiscales de la empresa, por respaldar la aplicación incorrecta de dichos recursos, puesto que con su testimonio conllevaron a que el Ministerio de Minas hiciera el giro de los recursos a Electricaribe.

La Unidad de Investigaciones Especiales contra la Corrupción de la Contraloría reportó que Electricaribe en liquidación constituyó garantía bancaria con BBVA a favor de la Contraloría General de la República, dentro de este proceso ordinario de responsabilidad fiscal, en salvaguarda del interés público en cuantía de $187.227 millones.

Fuente: El Heraldo