Por Samuel Simanca

El puerto de papel es un espacio en el que la literatura colombiana puede darse a conocer por medio de reseñas con algunos matices propios de la crítica literaria.

Esto a su vez, permite trasmitir confianza o no, por parte de las editoriales al evaluarse la calidad de sus títulos publicados, de la misma forma que autores independientes, ambos, con el público interesado en adquirir sus libros. Por otra parte, es indispensable difundir las creaciones literarias del territorio nacional, que por mucho tiempo se han visto opacadas al no pertenecer en su mayoría a las grandes casas editoriales trasnacionales que encabezan buena parte del mercado. Otro factor, no menos importante, se debe al auge de ventas y popularidad de autores traducidos. 

De manera pues, llego a la conclusión de que las obras publicadas son barcos que navegan en alta mar, y a veces, se detienen en los muelles buscando a su tripulación. 

En el Puerto de Papel serán recibidos todos los barcos que en su cargamento traigan dosis que ayuden a desarrollar el pensamiento crítico, de la misma manera, que sean buenos aportes culturales y de entretención a los lectores.

//Bienvenidos todos los barcos a la deriva

que en los muelles buscan

tripulación para hacerse a la mar.//