Pocos saben que el corregimiento de Galerazamba, ubicado en una península bañada por el mar Caribe, en el punto máximo norte del departamento de Bolívar, tuvo su época dorada gracias a la explotación de las salinas, construidas en 1940 y ubicadas en este mismo lugar.

Su entrada principal se encuentra ubicada a unos 68 kilómetros de Cartagena y a unos 4,5 kilómetros de los límites fronterizos con el municipio atlanticense de Piojó. Tiene unos 2.000 habitantes, aproximadamente. Para llegar, desde Barranquilla, la ruta recomendada es la vía al mar, pasando por el icónico monumento del sombrero vueltiao, en el municipio de Juan de Acosta, Atlántico.

Salinas de Galerazamba. Foto: Juana Payares

Los habitantes de este corregimiento del municipio de Santa Catalina, viven resentidos por el que según ellos, ha sido un olvido y abandono evidente por parte de las autoridades y administración del departamento de Bolívar, fenómeno que incluso se podría evidenciar en las estructuras de algunas casas y el aspecto de sus calles.

Un ejemplo de ello es la edificación de la iglesia del pueblo, cuya fachada fue pintada recientemente con los colores rojo y blanco, pertenecientes a la bandera del Atlántico, mientras que en otra pared al aire libre se lee la frase “¡No más cien años de soledad!”.

Recientemente, se realizó un sondeo organizado por líderes de la comunidad, en donde se pudo evidenciar el deseo de los nativos y lugareños de pertenecer al departamento del Atlántico, lugar que para muchos, es territorio de vida y desarrollo al ciento por ciento.

Así lucen las calles de Galerazamba, sin pavimentar. Foto: Juana Payares

Según el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, el 17 de marzo de 1954 en el marco de la Ley 62 de 1939- antigua ley del deslinde- se firmó en la ciudad de Barranquilla un acta de deslinde en desacuerdo entre los departamentos del Atlántico y Bolívar, especialmente en el sector de San Pedrito, correspondiente a los municipios de Suan y Campo de La Cruz (Atlántico) con el municipio de Calamar (Bolívar).

Asimismo, el 24 de junio del mismo año se firmó en la ciudad de Cartagena un acta de deslinde en desacuerdo entre los mismos departamentos, especialmente en el sector de Galerazamba, correspondiente a los municipios de Soplaviento, San Estanislao, Villanueva y Santa Catalina (Bolívar) con los de Manatí, Repelón, Urdaneta Arbeláez (hoy Luruaco), Piojó y Juan de Acosta (Atlántico).

Faro de Galerazamba. Foto: Giovanna Giaimo.

Lo cierto es que el abandono en el corregimiento, es evidente, se nota a simple vista, en nuestra generación, este lugar fue reconocido por su Mar Rosado, pero muchos desconocen que incluso, Rojas Pinilla estuvo preso en esta población, o la buena bonanza de extracción de sal que iba directo a ser procesada en Alcalis de Colombia.

Me atrevo a justificar el deseo de muchos lugareños, de volver al Atlántico, en donde se evidencia más el avance, a ver si en este lugar, colocan acueducto, tal y como lo comentó el líder local Guillermo Meléndez en una entrevista a un reconocido medio “Hubo una inversión de casi 5.000 millones de pesos para el acueducto y el acueducto no ha funcionado. Estamos críticos con el agua, afortunadamente está lloviendo, pero eso es un gran problema. La comunidad eleva su voz y vamos a manifestarnos”.