Por Álvaro Morales

De nuestro vernáculo y popular vocabulario podríamos rescatar muchísimos aforismos o dichos que bien podemos emplear para significar la situación de incertidumbre o “el hamaqueo” en el que nos tiene el gobierno nacional, en especial, el presidente, Iván Duque, y su ministro de salud, Fernando Ruíz, en cuanto a la compra, llegada, protocolo y fecha de inicio de la vacunación anticovid a los colombianos.

En el momento que escribo estas líneas, mientras en el mundo, a excepción de Colombia y pocos países, ya han sido inmunizados más de 107 millones de personas con la vacuna anticovid, nuestro mandatario nacional, aunque dice que iniciaremos este 20 de febrero, todavía es una fecha que está por llegar, y bien podríamos acudir a lo que dijo el incrédulo Tomás, el apóstol, “hasta no ver, no creer”.

Como pruebas a las particularidades de “la hamaca” en las que nos tiene metido el Presidente Duque, podemos, por el momento, referenciar dos, ambas anunciadas en su televisivo programa de todos los días, “Prevención y acción”, y son…

Primero dijo el Presidente el pasado 18 de diciembre:Una gran noticia, cerramos acuerdos para adquirir 40 millones de dosis de vacuna contra Covid-19; Pfizer, 10 millones; AstraZéneca, 10 millones; y con la estrategia Covax, 20 millones”; y después, pasados 25 días, o sea, el 12 de enero, dijo: “Estaremos cerrando contratos en los próximos días”, y eran los primeros días de enero, lejos del 20 de febrero.  Entonces, primero dijo; “cerramos acuerdos”; y 25 días después, “estaremos cerrando”.

A finales de este enero, ya no eran 40 millones de dosis las acordadas para adquirir, sino 61.5 millones, dijo el presidente en su desventurado “Promoción y acción”.

Para esta fecha de enero los ya famosos acuerdos o contratos de compra anunciados en diciembre de 2020 por el Presidente, y que no ha querido mostrar, ya no eran solamente con las farmacéuticas Pfizer y AstraZéneca; ahora se incluía a las estadounidenses Moderna, y Johnson & Johnson, y de manera curiosa a la biofarmacéutica Sinovac, de Pekín, a la que anuncia que le ha comprado 2.5 millones de dosis.

En sus anuncios vespertinos el presidente Duque dijo en las postrimerías de la pasada anualidad que las primeras vacunas llegarían a Colombia en el primer trimestre del 2021, o sea, entre enero y marzo, las mismas que ahora anunció que tenderemos listas para aplicar a partir del 20 de febrero.

En cuanto a los grupos a vacunar, primero se dijo que se iniciaría con los de primera línea, o sea, la del personal vinculado al sistema de salud asistencial, y con los mayores de 60 años, que además tuvieran comorbilidades; pero ahora se cambió, ya no se iniciará con los de 60 sino con los de 80.

Sobre la aplicación – MiVacuna-, dijo el Ministro de salud que estaría disponible a finales de enero, pero avanzamos en febrero y todavía no se conoce.

Regresando a nuestro autóctono glosario de dichos, refranes y adagios, y no pretendiendo irrespetar al mandatario de los colombianos, recuerdo, y es muy conocido que a las personas que no cumplen con sus compromisos o con su palabra, popularmente los llaman “Plazo largo”.

Finalmente, y en mención a este triste “hamaqueo” con las vacunas, traigo a recuerdo apartes de la poesía de Julio Flórez, titulada -Todo nos llega tarde-: “Todos nos llega tarde hasta la muerte…todo puede llegar, pero se advierte que todo llega tarde…hasta la muerte”.