Uno de los mencionados en el escándalo que desató el contrato entre la Unión Temporal Centros Poblados (UT) y el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Mintic) ante la Fiscalía ha sido Emilio Tapia, quien habló a respecto.

 

¿Quién es Emilio Tapia?

Se trata del empresario oriundo Sahagún (Córdobacondenado a 7 años y medio de prisión como el señalado cerebro del ‘carrusel de la contratación’, el saqueo a las arcas de Bogotá.

Fuentes cercanas a la investigación le confirmaron a EL TIEMPO que a Tapia lo ubican en el trámite de las garantías. De hecho, se verifican supuestos encuentros con el empresario Jorge Molina.

Según Centros Poblados, la consecución de esos documentos le fue encomendada a Intec de la Costa, una de las empresas que integran la UT, y en donde aparece José Fernando Lorduy Fernández, señalado como excuñado de Emilio Tapia.

Después de que EL TIEMPO reveló que Tapia ya estaba en el radar de la Fiscalía dentro de este caso, el cordobés le envió una comunicación a este diario en la que, por primera vez, se refiere a este escándalo, al que lo han venido ligando desde sus inicios.

 

¿Tapia involucrado?

Tapia señala tres puntos clave en su carta a EL TIEMPO. El primero hace referencia a su nexo con Lorduy, quien aparece en Intec de la Costa, socia de Centros Poblados.

«No es cierto que tenga vínculos familiares o de cualquier tipo con la persona que allí se menciona, como José Fernando Lorduy Fernández. No es mi excuñado, como se indica; de hecho, no conozco a nadie que responda a ese nombre, por lo que mal puede vinculárseme o establecer nexos o relaciones del suscrito
con el antes señalado», advierte Tapia.

Y sobre ese tema específico agrega: «En ese sentido, no me comprenden ni me unen con el citado Lorduy Fernández aspectos relacionados con sus actividades
personales o comerciales, que –itero– desconozco absolutamente, por lo que me resulta totalmente ajeno el contrato con Fiduagraria, y sus incidencias, al que allí se alude».

 

Fuente: El Tiempo