Con 673 fallecidos en Barranquilla y 427 en el resto de los municipios que hacen parte del Atlántico, el departamento se convierte en el ente territorial que presenta el mayor número de decesos por Covid-19 en el país.

De acuerdo con el último informe del Instituto Nacional de Salud (INS), el Atlántico de convirtió en el primer departamento que supera la barrera de los mil decesos a causa de esta enfermedad, colocando el 34,2% del total de fallecidos (3.106) del país.

Las autoridades sanitarias reportaron, este domingo, 63 fallecimientos en Barranquilla y 23 más en los municipios (14 en Soledad, 4 en Malambo, 2 en Sabanagrande, 1 en Baranoa, 1 en Galapa y 1 en Polonuevo), que corresponden al 55% de los 167 decesos reportados en el territorio nacional.

A pesar de ser uno de los departamentos más pequeños del territorio nacional, en el Atlántico se han reportado 366,76 fallecidos por cada millón de habitantes. En Soledad se han reportado 260 fallecimientos, siendo el municipio más afectado después del Distrito de Barranquilla.

Por su parte, Malambo acumula 70 fallecimientos, seguido de Galapa (29), Baranoa (16), Puerto Colombia (12), Sabanagrande (9), Sabanalarga (7), Tubará (6), Santo Tomás (5), Palmar (4) y Polonuevo (2).

Al incremento de muertes en el Atlántico se suma el aumento en el número de infectados; solo este domingo se confirmaron 856 casos: 526 en Barranquilla y 330 en los municipios, para un total de 12.031 y 10.014, respectivamente.

El INS reportó que el total de contagios llegó a 22.049 en el Atlántico, por lo que alberga el 24,02% de los casos de todo el país, que ascienden a 91.769; además, tiene una de las tasas de incidencia más altas: 774,78 positivos por cada cien mil habitantes. Cabe resaltar que el aumento en los casos se ha presentado en lo que va corrido del mes de junio.

Con relación a los recuperados, a corte del 27 de junio, se contabilizan 3.286 en Barranquilla y 2.971 en los municipios, para un total de 6.257 en todo el departamento.

Causas

Con respecto al aumento en los casos, la comunidad médica sostiene que son varios los factores que han incidido en el crecimiento en la curva de contagio y el número de fallecidos. El epidemiólogo Juan Pablo Moreno, asegura que el coronavirus no solo es una problemática de salud, sino que ha mostrado ciertas falencias en el plano social y económico en Barranquilla y los municipios.

El especialista médico sostuvo que ha sido evidente que la ciudadanía no ha adoptado correctamente las medidas de precaución y expuso que hay una gran cantidad de personas que se han visto obligadas a incumplir la estricta cuarentena debido a su situación económica: “Esas personas deben salir a trabajar porque las ayudas del Gobierno no han sido suficientes”.

Al Respecto, Diego Viasus, PhD en enfermedades infecciosas, indicó que la realización de un mayor número de pruebas se traduce en detectar más personas contagiadas y personas fallecidas por este virus.
“Aunque no están en las estadísticas, esa cifra se debe considerar a la hora de evaluar la disponibilidad de servicios de salud”, dijo el profesor del departamento de Medicina de la Universidad del Norte.

Seguimiento del Gobierno Nacional

La situación actual del departamento ha movido al Gobierno Nacional en cuanto al desarrollo de estrategias que permitan combatir de manera adecuada la propagación del virus. Luis Alexander Moscoso, viceministro de Salud, explicó que realizan un seguimiento estricto al comportamiento del virus en Barranquilla y los municipios.

“Hemos podido detectar una alta tasa de caso en sectores puntuales como las localidades Suroriente y Metropolitana de Barranquilla, así como en municipios como Soledad, Malambo y Galapa”, expresó el funcionario.

Moscoso resaltó que en el departamento se han implementado acciones como cercos sanitarios, el cierre de atención al público en el comercio no esencial, el toque de queda y la ley seca extendida, las cuales permiten fortalecer la vigilancia epidemiológica y mitigar la propagación del virus: “Esperamos ver los primeros resultados en dos o tres semanas”.

Alerta naranja y nuevo secretario de Salud en Soledad

Debido a la rápida propagación del nuevo coronavirus, Soledad vive un desfavorecedor panorama. Según el INS, a corte del 27 de junio, en este municipio se registran 5.466 casos de contagio, de los cuales 4.216 se han confirmado en lo corrido del mes de junio.

El número de pacientes confirmados corresponde al 6,1% del total nacional y eleva la tasa de incidencia a 835,73 infectados por cada 100 mil habitantes.

Las autoridades sanitarias del municipio, también han reportado el fallecimiento de 260 personas, que corresponden al 24,4% del total de decesos (1.064) en el Atlántico. Según las cifras del INS, la tasa de mortalidad de este municipio es la tercera más alta del Atlántico y se ubica en 464,35 por cada millón de habitantes.

La emergencia sanitaria que se presenta en este territorio ha motivado a las autoridades locales a decretar la alerta naranja, así como el nombramiento de un funcionario encargado en la Secretaría de Salud para adelantar las gestiones en medio de esta crisis.

El alcalde Rodolfo Ucrós sostuvo que con la alerta naranja se busca seguir “respondiendo a esta emergencia, salvando vidas y optimizando los recursos disponibles”. La decisión será comunicada a la Gobernación del Atlántico para darle continuidad al proceso requerido.

El decretar la alerta naranja permitirá coordinar e implementar las acciones de expansión necesarias, preparar los equipos de respuesta interna del hospital local, los mecanismos de referencia y contrarreferencia de pacientes y gestionar la obtención de los elementos identificados como indispensables para la atención de la emergencia de los cuales no se tenga suficiente reserva.

Por otra parte, en la tarde del domingo 28, se conoció el nombramiento del abogado y psicólogo Javier Cabarcas Pinedo como secretario encargado de Salud. Cabarcas fue nombrado en esta dependencia tras la salida de Luis Fernando Fábregas López, quien fue declarado insubsistente por el alcalde Ucrós.