El diseño gráfico es un elemento importantísimo en todo proyecto ya que ayuda a conformar la imagen de una empresa u organización. Hoy en día el marketing lo es todo, y el diseño gráfico es la cereza en el postre de este proceso.

Si te interesa saber más sobre qué es el diseño gráfico, cuál es su función y qué contenidos se abordan en un curso de diseño gráfico, puedes encontrar más información en esta nota.

¿Qué es el diseño gráfico?

Aunque solemos asociar el diseño gráfico a computadoras y pantallas, el diseño gráfico es un oficio antiguo. Desde las pinturas rupestres, los hombres han transmitido mensajes a través de las imágenes. En la década de 1920, surgió el término “diseño gráfico” en la industria de la impresión. El diseño gráfico cubre una gran variedad de funciones, que van desde la creación de logotipos hasta la creación completa de la imagen de una marca.

En un sentido amplio, este oficio se encarga del atractivo estético y el marketing. Los diseñadores gráficos atraen a los espectadores mediante imágenes, color y tipografía. Sin embargo, hay detalles más profundos que estos profesionales deben tener en cuenta para ejercer su trabajo eficientemente.

Para que un mensaje se entienda, para que el potencial cliente se sienta atraído por la marca, se deben tener en cuenta cuestiones como el contexto, la cultura, el rango socioeconómico y etario de los potenciales clientes, etc. Estas características deben guiar las elecciones estéticas del diseñador.

Los diseñadores deben conocer ciertos conceptos básicos para su profesión, que les permitirán ejercer su oficio con éxito y responsabilidad.

El diseño gráfico es un diseño emotivo

El diseño gráfico todavía gira en torno a principios ancestrales. Es fundamental que toques la fibra sensible con los usuarios desde el primer vistazo; de ahí que se hable del diseño gráfico como un diseño emocional. El diseñador gráfico, por lo tanto, debe tener un conocimiento firme de la teoría del color; la elección correcta del esquema de color es fundamental.

Los colores que se elijan deben reflejar no sólo la organización (por ejemplo, el azul transmite seguridad), sino también las expectativas de los usuarios (por ejemplo, el rojo significa alerta; el verde, está todo bien).

Un diseñador gráfico debe diseñar teniendo en cuenta cómo los elementos combinan con la emoción que quiere transmitir (por ejemplo, utilizar la fuente sans-serif para expresar emociones felices). También debe considerar el efecto general: cómo guiar las emociones de los usuarios al objetivo de la empresa, por ejemplo, desde que una persona ve la publicidad del producto hasta que, efectivamente, lo adquiere.

Con el surgimiento de las apps y páginas de E-commerce, a menudo, los diseñadores gráficos están involucrados en el diseño de movimiento para pantallas más pequeñas. Supervisan cuidadosamente cómo la estética de sus obras coincide con las expectativas de los usuarios.

Pueden mejorar la experiencia de uso de los diseños al anticipar las necesidades y mentalidades de los usuarios. Es importante tener en cuenta la psicología del usuario para centrarse en algunas consideraciones de diseño gráfico especialmente relevantes.

El diseño gráfico en el siglo XXI

Las innovaciones tecnológicas han creado herramientas para aplicar al diseño gráfico y la comunicación visual. Esta mayor disponibilidad de elementos permite a los profesionales explotar muchísimas posibilidades y expandir sus límites creativos. Aunque, por supuesto, es necesario tener una capacitación de buena calidad sobre todas estas herramientas y procesos, para ser un profesional calificado y competitivo en el campo laboral.

Aquí exploraremos algunos de los conceptos más importantes con el objetivo de que tengas más información al momento de elegir un curso de diseño gráfico:

Branding: Es el trabajo de gestión de marca con el objetivo de hacerla conocida, deseada y con una imagen positiva en la mente y el corazón de los consumidores. El branding o brand management, implica acciones relacionadas con el propósito, los valores de la marca y el posicionamiento, creando una conexión con el público para influir en sus decisiones de compra.

Naming: A la hora de buscar un nombre o hacer un desarrollo de naming se ha de tratar que el nombre que buscamos sea original, exclusivo, único y que se diferencie de los competidores. También se ha de intentar que sea corto pues será más fácil de memorizar. Tendremos que analizar y decidir el tipo de idioma en el que escribiremos nuestro nombre, se pueden combinar palabras de varios idiomas para crear palabras únicas.

Identidad visual: La identidad visual es una construcción de varios elementos gráficos y visuales responsables de crear una atmósfera sobre quién es la empresa, cuáles son sus valores e incluso cómo se ve el mundo y la sociedad desde su perspectiva.

Diseño de logotipos: Los consumidores tienden a recordar mejor lo que ven que lo que leen o escuchan. Es por eso que contar con un logo bien diseñado es esencial para la estrategia de marketing de tu negocio online pero también para atraer nuevos clientes.

Herramientas de Photoshop: Para crear piezas publicitarias que exhiban el producto del cliente con sólo fotografías propias, de marca o de Stock. Se utilizan varios programas de Adobe y un concepto creativo extraído de un brief. Esas herramientas permiten lograr un acabado completamente profesional y piezas impactantes que sobresalen en cualquier plataforma.

Ahora que ya cuentas con esta guía de conceptos básicos, puedes buscar más información y encontrar el curso de diseño gráfico de tus sueños. Desafía tus límites y deja volar a tu imaginación.