Las centrales de riesgo que funcionan en todo el mundo gestionan información pertinente sobre el historial de crédito de muchas personas, lo cual puede ser favorable o perjudicial para estas, dependiendo de cómo precisamente tengan sus respectivos expedientes.

Las centrales de riesgo son entidades de apoyo y de información financiera, muy extendidas y populares en el mundo, debido a las grandes ventajas y ayuda que ofrecen a los negocios y empresas que otorgan créditos y financiación a sus clientes.

En Colombia hay varias organizaciones de este estilo que se encargan de monitorizar el comportamiento crediticio de las personas, para recabar información que pueda alimentar sus respectivas bases de datos. Estos registros sirven de respaldo para las empresas crediticias con el fin de evaluar diversos aspectos y decidir si otorgan un crédito o no.

Una de las mejores centrales de riesgo de Colombia, si no la mejor, es Procredito, la cual tiene información registrada del comportamiento financiero de los ciudadanos colombianos en 38 distintos sectores de la economía de ese país.

Esta empresa gestiona toda la información de las personas, desde que abre una cuenta en un banco y hace una compra con la tarjeta de crédito emitida por este, hasta la adquisición de un coche con financiación. Registra todas las acciones realizadas: las buenas, como los pagos y amortizaciones de deudas a tiempo, y las malas, como impagos o pagos atrasados.

Cuando una empresa afiliada a Procrédito necesita conocer la historia crediticia de una persona, solo tiene que ingresar los datos de la persona que solicita la financiación y al instante la recibe con lujo de detalles. 

Esa información es importante para que la organización que aporta el crédito pueda tomar una acertada decisión y, simplemente, no se equivocará al conceder el mismo.

¿Cómo utilizar la plataforma a favor?

Conociendo la función de esta plataforma y la importancia que tiene para poder acceder a créditos en empresas financieras y demás organizaciones que los otorgan, se puede utilizar esta información muy a favor.

Si se mantiene un excelente historial, con pagos al día y sin problemas de ningún tipo, cada vez que se solicite un crédito y lo revisen en la página web https://onlinetramites.com/procredito de Procrédito, se conseguirán referencias positivas, y lo más seguro es que aprueben lo que se necesite.

La clave está en conservar ese expediente crediticio impecable, sin ninguna mancha, para que cada vez que lo revisen más bien favorezca. Es una carta a favor que siempre ayuda a obtener la ayuda crediticia necesaria.

En cambio, si lamentablemente por la razón que sea, has caído en situaciones de impago o insolvencia, y has dejado deudas pendientes sin pagar, pues la situación será muy contraria, porque los informes de Procrédito serán desfavorables, y por supuesto, que en nada ayudarán a la solicitud de ningún tipo de financiación.

Recomendaciones para tener un excelente historial crediticio

Tener un expediente “limpio”, que no tenga problemas de ningún tipo y que refleje más bien aspectos positivos que incidan a favor para la solicitud de un crédito es sencillo, solo hay que seguir estos consejos básicos:

Comienza una experiencia crediticia positiva: el primer crédito puede ser pequeño, lo importante es que empieces y lo hagas bien, cumpliendo con tu compromiso como debe ser. Así se abrirán las puertas para futuras financiaciones.

Usar las tarjetas de crédito de forma responsable: una de las formas más comunes de endeudamiento es la financiación a través de las tarjetas de crédito, cuando se hace de manera irresponsable. La clave está en solo usarla para casos estrictamente necesarios o cuando se asume un plan organizado de pago.

Pagar al día: las fechas de pago siempre están previamente establecidas, por lo que no debería haber razón para dejarlas pasar. Si todo se planifica y se hacen los apartados presupuestarios correspondientes, no deberían registrarse atrasos.

Endeudarse hasta niveles sostenibles: endeudarse no es malo, de hecho, es parte habitual de la economía moderna, que ayuda a avanzar de forma exitosa en la vida. Lo malo es hacerlo hasta niveles que no se pueden sostener, debido a la falta de capacidad de pago. Si no se puede pagar oportunamente, pues simplemente no se compra.