La Corte Constitucional se reunión en Sala Plena para tomar una decisión sobre la despenalización del aborto en Colombia. Sin embargo, el debate tuvo que iniciar por resolver un impedimento que presentó el magistrado Alejandro Linares por hablar sobre el caso en medios de comunicación.

Los magistrados del alto tribunal no lograron resolver la solicitud de Linares pues quedó con 4 votos a favor del impedimento y 4 votos en contra.

El escenario que queda es que el conjuez Hernando Yepes Arcila, evalúe la situación del magistrado y sea este quien tome la última decisión. Una vez esa parte se resuelva la Corte retomaría el debate sobre el aborto, que por ahora queda suspendido.

En entrevista con Semana, Linares dijo: “por ejemplo, la otra semana tenemos otro chicharrón grande que es el tema del aborto”.

Si bien Linares indicó que en ningún momento manifestó su opinión concreta sobre lo que se debatiría porque no abordó asuntos propios de las ponencias, reiteró que su posición en materia del aborto no es desconocida ante la opinión pública.

El togado dejó a consideración de la Sala Plena la decisión de si incurrió en la causal del numeral 4° del artículo 56 del Código de Procedimiento Penal (que haya dado consejo o manifestado su opinión sobre el asunto materia del proceso) y ahora los magistrados tendrán para aceptar o negar el impedimento.

La Corte tenía hasta el viernes 19 de noviembre para tomar una decisión sobre la despenalización del aborto, pero con este nuevo asunto, el debate se registraría en las próximas semanas.

 

¿Qué podría pasar con la decisión de que no se elimine el aborto como delito?

Laura Castro, coordinadora del colectivo Mesa por la vida y la salud de las mujeres, mencionó para Infobae Colombia las implicaciones que podría tener una decisión que no elimine el aborto como delito.

Nosotras hemos analizado unos posibles escenarios de la Corte Constitucional, frente a la demanda que planteamos; en el caso de que decida no despenalizar el aborto, sin duda esto va a impactar la vida y la salud de las mujeres y las niñas, especialmente aquellas que tienen contextos adversos, porque ellas seguirán enfrentando las barreras de acceso a la interrupción voluntaria del embarazo, hablando con esto del servicio de aborto dentro de las tres causales despenalizadas”, explicó Castro.

Nosotras publicamos este año un informe que muestra cómo está operando la persecución del delito de aborto en el país, y entre los resultados más alarmantes está la criminalización hacia las menores de edad en forma desmedida por parte de la justicia penal. Por supuesto, esto deja unos impactos psicológicos al ser perseguidas por este delito, pero además hay una afectación a su proyecto de vida, porque deben enfrentar el peso de la justicia, aún cuando varias de ellas pudieron haber accedido a un servicio legal en el marco de la despenalización”, resaltó.

Fuente: Infobae