La pandemia sigue acechando a los campesinos y esta vez, tocó las cosechas de ñame de los corregimientos de San Joaquín y Mandinga del municipio de Mahates en Bolívar. 

 

Cerca de 100 campesinos piden ayuda para comercializar más de 400 hectáreas de ñame que cultivaron y que hasta el momento no han podido vender, lo cual implica que puedan estar perdiendo no solo dinero sino su tiempo.

“Esto no ha sido fácil producirlo, tiene un costo y es triste que la comida se pierda en el campo. Invitamos al Gobierno, alcaldes, gobernadores y a todo aquel que pueda ayudarnos a comprar el producto, lo agradeceremos encarecidamente”

-Campesino.

 

 

Desde el Bolivarense apoyamos a los campesinos de nuestro departamento e invitamos a nuestros lectores a apoyar con la compra del ñame comunicándose al 304 389 4549.

 

Fuente: El Universal