Por Orlando Sarmiento Herrera

Periodista

Aún con más de 2.555.619 casos confirmados de Covid-19 en Colombia y un total de 70.446 muertes oficiales por coronavirus, el presidente del país del sagrado corazón, confirmó la realización de la Copa América 2021 en el territorio nacional, sin duda una decisión cuestionable debido a los duros momentos tanto económicos como de salud pública que atraviesa el país debido al virus.

El presidente no dudó en declarar que si o si se realizaría el torneo en el país, con o sin Argentina, el cual es el otro país encargado de realizarla en conjunto con Colombia. Las declaraciones de Duque crearon un debate en redes sociales, donde la gran mayoría de personas rechazaba está apresurada decisión. No es para más, es bien sabida la crisis económica que atraviesa un gran porcentaje de colombianos debido a la pandemia, sin comentar que Colombia desde el inicio de los tiempos ha sido un territorio desigual, donde la riqueza está concentrada en unos pocos y la pobreza y miseria abunda en todos los departamentos y regiones del país de la bandera tricolor.

Según Ernesto Lucena, Ministro del Deporte del gobierno Duque, Colombia ha realizado una inversión de más de 2.500 millones de pesos en las adecuaciones para los estadios, esto según garantizarían la seguridad de los jugadores y participantes de la copa. Sin duda alguna, este presupuesto destinado en los arreglos para los escenarios deportivos, hubiese sido de gran ayuda cuando las calles de los barrios estrato 0, 1, 2 y 3 estaban repletas de trapos rojos, clamando ayuda porque ya no había como solventar la crisis económica y alimentaria que se desató debido a la pandemia.

Sin embargo, el gobierno Duque parece tener más desaciertos que aciertos en los casi tres años que lleva al mando del país. Decisiones poco acertadas que van en contra de la realidad colombiana, entre ellas la compra de 23 camionetas blindadas, cuyo costo asciende a más de 9.600 millones en plena emergencia sanitaria, o los 24 aviones de combate que el gobierno comprará por más de 4 mil millones de dólares, o la emisión de su programa prevención y acción todos los días a las 6 de la tarde, el cual tiene un bajo rating que no supera ni los 5 puntos de audiencia, y ni hablar de la reciente reforma tributaria que propone su partido, entre otras.

No cabe duda que la gestión del presidente Duque no tiene contento a la gran mayoría de los colombianos, sin embargo, esperemos que la Copa América 2021 realizada en Colombia no sea otra decisión desacertada e irresponsable en medio de una crisis económica y sanitaria como la atraviesa el país.

@orlandoandres_