Este miércoles 24 de Marzo, fue aprobado por el Congreso de la República la «ley antichancleta». Esta prohíbe el castigo físico a niños y jóvenes.

Esta ley contemplar una sanción pedagógica para los acudientes de los menores. Esta ley es iniciativa de Julián Peinado y Harry González, del partido Liberal. Esta ley establecen la participación de los acudientes en escuelas de padres y demás programas pedagógicos del gobierno.

Este proyecto de ley se basa en la creación de una estrategia pedagógica a nivel nacional, donde los padres recibirán educación y acompañamiento psicológico donde podrán conocer herramientas y estrategias para educar a su hijos sin violencia.

“Hace poco leí que un niño que es golpeado por sus padres no aprende a odiarlos a ellos, sino que empieza a odiarse a sí mismo”, señaló Julián Peinado.

Según el ICBF, el 82% de los jóvenes que han tenido procesos penales, han sido objeto de violencia y castigos al interior de sus hogares. Estas cifras demuestran que el castigo físico constante genera una cadena de violencia.

Esta ley busca respetar la autonomía de las familias y las decisiones en torno a sus creencias, historia, religión y cultura. Estos aspectos están protegido constitucionalmente, sin embargo de prohíbe las correcciones y enseñanzas que ejerzan violencia tanto física como psicológica.