Los concejales Sergio Mendoza Castro y Luder Ariza San Martín (Partido Alianza Verde); Rodrigo Reyes Pereira y Oscar Marín Villalba (Partido Conservador); Katya Mendoza Saleme (Partido Liberal); Carolina Lozano Benitorevollo (Partido Así) ; Claudia Arboleda (Partido Mira) y Javier Julio Bejarano (Coalición Alternativa), radicaron ante la mesa directiva del Concejo de Cartagena, el proyecto de acuerdo por medio del cual le piden a la administración del alcalde William Dau Chamatt, que adopte y reglamente la Ley 1617 o Ley de Distritos, con el único propósito de generar independencia administrativa y facultar a las alcaldías menores para que cumplan con sus funciones misionales.

La idea es desconcentrar las localidades, promoviendo el desarrollo integral de los territorios para contribuir con el mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes, a partir del aprovechamiento de sus recursos y ventajas derivadas de las características, condiciones y circunstancias especiales que estos presentan.

Con la adopción de esta Ley, también se aumenta la participación comunitaria y se fortalecen las veedurías ciudadanas, entendiendo que, con dicha autonomía, las alcaldías locales estimularán la creación de las asociaciones profesionales, culturales, cívicas, populares, comunitarias y juveniles que sirvan de mecanismo de representación en las distintas instancias de participación, concertación y vigilancia de la gestión pública local.
“Lo que buscamos es que se reglamente la Ley de Distritos con sus nuevas modificaciones, pero lo más importante, es que, con la participación de la administración, los alcaldes locales, concejo, las corporaciones edilicias, los gremios y asociaciones, adelantemos unas mesas de trabajo para su implementación y debida adopción. La otra Cartagena merece de toda nuestra atención y es por las alcaldías locales que debemos impulsar su desarrollo”, indicó Sergio Mendoza Castro, concejal y vocero de la Alianza Verde.

El cabildante manifestó, que es de suma importancia para la ciudad la reglamentación de esta ley, como quiera que los vacíos jurídicos son los que permiten o dan la posibilidad de hacer modificaciones que transgredan o incidan en la desconcentración administrativa, “la idea es que articulemos toda la oferta institucional del Distrito para llegar a todos los rincones y disminuyamos los indicadores de pobreza extrema que cada día nos agobian más”, subrayó Mendoza Castro.

Por su parte, Rodrigo Reyes Pereira, concejal por el partido Conservador, dijo que los alcaldes locales tienen más 126 funciones y no tienen las herramientas suficientes y necesarias para trabajar, “con la reglamentación de esta norma buscamos que entre la administración , los concejales, ediles y alcaldes locales, se haga un estudio minucioso de todas esas funciones, para que se le entreguen herramientas para su operación y ejecución, mientras que otras funciones sean articuladas con otras dependencias del Distrito”, indicó Reyes Pereira.

“También buscamos que los corregidores sean elegidos a través de unas ternas que presenten los ediles y sean escogidos por los alcaldes locales. También hay unos puntos de interés que deben ser tenidos en cuenta como el de patrimonio, la cultura, ambiente, protección a los cuerpos de agua de la ciudad que merecen de toda nuestra atención”, subrayó el concejal conservador.