El municipio permanece en toque de queda por la asonada protagonizada.

En el municipio de Morales, Bolívar, la alcaldía municipal fue ataca a piedras luego de que la policía desalojara a varias familias que estaban invadiendo un predio del municipio, las autoridades tuvieron que intervenir frente a la situación de orden público que se generó.

Con toque de queda permanece el municipio, luego de la fuerte asonada que tuvo como lugar la alcaldía municipal, ante la magnitud de los disturbios el ESMAD tuvo que intervenir para controlar la situación de orden público que se presentó en el lugar, ya que los desmanes se estaban dando con piedras y bombas molotov.

El alcalde local, Neid Esley Barrios, indicó que con los disturbios aumentaron al atentar contra las instalaciones de la alcaldía municipal.

“Pudimos observar en videos posteriores a la intervención policial cómo ciudadanos encapuchados con caucheras, con bombas molotov y piedras agredieron a la Policía y no solo a la Policía, sino instalaciones como la alcaldía municipal donde yo estaba presente”

En medio de los desmanes presentados los más afectados fueron 20 niños que sufrieron afectaciones respiratorias producto de la inhalación de los gases lacrimógenos.