Aparentemente el funcionario hacia otras labores, distintas a las pactadas en la Convención de Viena.

En la mañana de este viernes, la cancillería de Colombia dio a conocer la decisión de declarar persona no grata a un diplomático de cuba que se encontraba acreditado en el territorio nacional.

Hasta el momento, el Ministerio de Relación Exteriores asevera que la decisión se tomó luego de que, tras un trabajo de investigación al funcionario, se verificó que estaba desarrollando actividades diferentes a lo pactado en la Convención de Viena, que trata de las relaciones diplomáticas. Cabe resaltar, que él hasta el momento no se han entregado mayores detalles de lo ocurrido.

En base a la Convención de Viena sobre las relaciones diplomáticas, en el artículo 9 dice que “un Estado puede “en cualquier momento, y sin tener que explicar su decisión”, declarar a cualquier persona de un cuerpo diplomático persona non grata, siendo así, El Estado acreditante retirará entonces a esa persona o pondrá término a sus funciones en la misión, según proceda”, advierte el artículo.

Una persona así declarada es considerada inaceptable y normalmente es requerida por su país de origen para que regrese. Si no regresa, el Estado puede rechazar reconocer a la persona en cuestión como miembro de la misión.