EN MARÍA LA BAJA

Las directivas de la Institución Etnoeducativa Técnica Agropecuaria de Desarrollo Rural del municipio de María La Baja, con el propósito de lograr que sus estudiantes tengan un regreso gradual, progresivo y seguro bajo un esquema de trabajo académico en presencialidad con alternancia, reanudó labores académicas, garantizando el bienestar de sus 1.896 estudiantes y personal docente, con el fin de atender la contingencia y asegurar que los niños, niñas y jóvenes continúen su trabajo académico para el año lectivo 2021.

La decisión obedece al interés de las administraciones departamental y municipal de asegurar las condiciones para el retorno de los estudiantes del municipio de María La Baja a sus ambientes escolares, avanzar en lo pedagógico, en la valoración de aprendizajes y en la preparación de condiciones de bioseguridad para la comunidad educativa ante la pandemia por el COVID-19.

Para iniciar el proceso de alternancia, las directivas de la Institución tuvieron la oportunidad de analizar, revisar y realizar ajuste del proceso curricular flexible, que imparte la institución educativa a raíz de la circular de orientaciones complementarias del Sistema Institucional de Evaluación de los Estudiantes (SIEE) en tiempos de coronavirus y la Directiva Ministerial No. 011- 29 de mayo de 2020 del Ministerio de Educación Nacional; en especial, para la implementación de un modelo de alternancia en el Departamento, expedidas por el Ministerio de Educación Nacional.

Teilor Puello Castro, rector de la institución educativa, dijo que el propósito era establecer acciones conjuntas sobre elementos claves que aborda la iniciativa ministerial y que permite reconocer metas y acciones que deben plantear los establecimientos educativos en medio de la pandemia del COVID 19 de cara a la Excelencia Educativa, desde el Índice Sintético de Calidad Educativa (ISCE) y el Mejoramiento Mínimo Anual (MMA), para continuar con la ruta hacia la excelencia educativa en el municipio.

“En el departamento de Bolívar ya han iniciado el año escolar varias instituciones educativas bajo modelos de alternancia y poco a poco aumentará esta cifra a medida que las condiciones de salud y la preparación de los establecimientos educativos con los protocolos de bioseguridad lo permitan”, aseveró el rector.

El directivo, agregó, que, para iniciar el esquema de alternancia, se requirió realizar el desarrollo de unas etapas sistematizadas que movilizan recursos financieros, tecnológicos, didácticos, personal cualificado y un proceso pedagógico gradual de sensibilización hacia el cuidado personal con estudiantes, padres de familia y la comunidad educativa en general a fin de preservar la vida de todos, permitiendo garantizar un retorno seguro a las aulas, concluyó el rector

Por su parte,  Miladis Vanegas Batista, coordinadora y líder académica de la institución educativa, dijo que después de tanto tiempo trabajando desde la casa obligados por la pandemia, creían que el regreso a las aulas estaría más lejos, “desde el  17 de agosto nuestra institución inicia clases por la modalidad alternancia y para todos los miembros de la familia IETADERISTA, sentimos una inmensa alegría ver a nuestros estudiantes, escuchar su bullicio que como pueblo negro juega un papel importante para las emociones, seguiremos trabajando por un retorno progresivo y seguro tratando de tener los protocolos de bioseguridad y el acompañamiento de la familia y los entes territoriales, sintetizó.

“El mundo y la humanidad cambiaron, ya no hablamos de los procesos educativos como los conocíamos, hablamos de la virtualidad y la alternancia como una nueva estrategia en educación, familias e instituciones educativas hacemos parte de la nueva historia”, enfatizó la educadora.

La catedrática agregó, que en esta nueva época se genera la necesidad de enseñar por diferentes medios, que permite a los educandos de una forma clara la comprensión del tema a estudiar y mirar al estudiante y familias como actores del proceso educativo. De allí el constante llamado a no mirar la cantidad de contenidos en horarios fijos como el sentido de la educación, sino mirar la misión propia de formar seres humanos en lo cognitivo, afectivo y social.

El plan de alternancia educativa es una herramienta de gestión al servicio del sector educativo para formular, implementar y realizar seguimiento y monitoreo a las acciones requeridas para el retorno gradual, progresivo y seguro a la modalidad presencial en condiciones de bioseguridad.