Por Rogelio Tirado 

El 1 de septiembre le escribo a Nelson Javier Pérez Martínez-Aparicio (Kuroi) con el propósito de realizar una serie de vídeos con la intención de que él sea la principal imagen de la serie, Él dijo, Buena la cosa, pero ya seria la otra semana. Quedamos que la primera sección iba a realizarse el miércoles a las 14:00 en su casa.

El miércoles 8 voy saliendo tipo 13:15 al llegar a la primera esquina después de salir de mi calle cae un aguacero que me obligó a buscar resguardo, por tal motivo me atrasé y llegué a las 14:15; se encontraba departiendo con Kabuto y otra persona que no conocía en la tienda que queda justamente al lado de su casa, todos nos saludamos reafirmando nuestras aprobaciones mutuamente. Mi persona en estos momentos no cuenta con mucha aprobación en el círculo social de Kuroi, ya que muchos de ellos han difamado mi nombre y yo los ninguneo como lo que son, nadies.

Ese día grabamos audios y vídeos con la fluidez discursiva la cual nos caracteriza, Nelson es historiador como quien escribe; mi invitación de crear contenido no creo que le halla sido extraña, dado que Kuroi es uno de los personajes más fantástico e inspirador que he conocido. En las grabaciones de audio hablamos de la Epa Colombia, una influenciadora colombiana del tipo de persona que constantemente protagoniza escándalos. Y del Reino Etílico del cual Nelson es el rey. El podcast se encuentra aquí.

15 minutos después de mi llegada Kabuto me ofreció una cerveza la cual no desprecié, gracias le dije; a mis adentro pensé fue un gesto agradable de su parte. Inmediatamente nos dispusimos a realizar la tarea principal, el video. Coordinamos los detalles e iniciamos; todo fue muy fluido como cuando hablábamos antes, a mí me gustó mucho me hizo recordar mi vida contemplativa.

En el video presentamos: el Reino Etílico, quienes éramos, de las sustancias y su importancia en la forma de percibir la realidad, el porqué del ejercicio; todo quedó como esperábamos. Lo pueden encontrar haciendo clic aquí. La satisfacción que me produjo la realización del video fue inmensa, al fin estaba materializando un sueño el cual jamás proyecte a mi beneficio; desde hace mucho quería hacer algo con Nelson. Ese día me dijo que iba ir a donde un amigo que cumplía años en San Fernando, pero que no sabía dónde era, me invitó; en un inicio le dije que no, sin embargo, lo iba a acompañar hasta donde pudiera, al final terminé aceptando.

En el cumpleaños compartimos sin problemas, todo acorde a los parámetros, llegaron algunas personas que conocía y una de ella, me dijo que Elkin Mora estaba teniendo un verdadero cambio, obviamente no creí, me dije a mis adentros eso tengo que verlo: él fue la primera persona que se atrevió a meterse conmigo directamente, cosa que jamás había pasado en mi vida de universidad, desde que tengo uso de razón las personas no se meten conmigo porque siempre les peleo convirtiéndolos en enemigos personales; es un principio de mi naturaleza, no deje que mi papá me maltratara y ahora voy a dejar que alguien se meta conmigo, se lo debo a todo lo que le hice a mi papá, nadie es más importante que un padre.

Dos días después publiqué en mis redes sociales un estado dedicado a Mora bastante fuerte efectivamente con la intención clara de transgredir, en esos días tenía el presentimiento que se iba a dar un enfrentamiento, la verdad lo esperaba violento. Con Nelson habíamos quedado que el siguiente capitulo lo íbamos a realizar el lunes; no obstante, él cambió la fecha al domingo, dado que le surgió otro asunto, lo cual me pareció bien.

Llegó el domingo, nos encontramos en la hora acordada, me pidió el favor de que lo acompañara a buscar unos documentos de su padre, comentó que estaba esperando a alguien que se iba a encontrar con su hermano Porry 33. Fuimos, realizamos la diligencia nada más faltaba lo que nos reunía, el vídeo. Antes de terminar los preparativos, esta vez íbamos a hablar de las posibles fuentes que se pueden realizar con las tecnologías de la cuarta revolución industrial, me dijo, Elkin Mora va a llegar quiere hablar contigo. Recordé, y le manifesté que había escrito al señor Julio algo, pero no lo publicaron por que se perdía la coherencia de ese texto, fue lo siguiente:

Hola que tal.

Quiero aprovechar este espacio para decir unas palabras a una persona que se portó muy bien conmigo, él fue alguien amable, yo en cambio me porté charadozo como Naruto. No pido disculpa por que de eso no se trata este mensaje, más bien le deseo bienestar y alegría, usted es un ejemplo de persona. Cuando pueda realizar inteligencia artificial por mí propia cuenta le hablo (¡obvio si quiere!).

Señor: Julio Marcos Sánchez Arrieta.

Q’hubo y pá’lante.

La verdad no me pareció extraño, es más lo esperaba esa fue mi intención al realizar la publicación el 10 de septiembre, dije, por mí no hay problema si se viene a disculpar; pues yo no voy a frenar. No sentí nada estaba con Nelson, si él se prestaba para algo, me decía, no podía ser con el objetivo de maltratar mi persona. No obstante, recapitulé todos los posibles futuros inmediatos. Él llegó, nos saludamos normal como si no hubiera pasado nada.

Habló que antes dialogábamos de filosofía de la historia; él comenzó a hablar del reconocimiento que se debía hacer a las personas que están creando cosas, el Porry 33, otros. Su inicio fue chévere, calculó. Dije, que también estaba haciendo cosas, él enseguida manifestó, que las había visto pero que no sabia como denominarlo. Dije, Solo es contenido con la premeditada intención de incentivar a crear contenido. Preguntó cómo nos había ido con lo que estábamos haciendo, Nelson respondió: se habló de nuevas fuentes, antropocentrismo, tecnología ¡estuvo bueno! el video en: https://youtu.be/iwoHw3CbpVs.

Cuándo entramos en materia, dijo que, tú a mí me has acusado de cosas ciertas otras no tan ciertas y otras totalmente falsas […]. En este punto la cosa se puso un poco tensa. Me dijo, yo trabajo con […]. Le dije, yo trabajo con Rogelio Tirado y voy a gobernar el mundo ¡por lo menos una parte!, ellos no son nadie para mí. Habló que ese problema ya lo habían solucionado. En verdad interferí, diciendo. A mí me da igual las cosas malas o las cosas buenas, de eso no se trata lo que estoy haciendo, yo les dije que ¡ya yo gané y el que se me meta en la mitad me lo llevo! Y tú fuiste el único que se atrevió a denigrar mi nombre en público. Él reconoció que había maltratado mi nombre.

A mí nadie me hace esas cosas, en la Universidad no era guerra por que hice respetar el código académico de la no violencia en el ambiente donde me movía. Al final dijo, yo no vine aquí a persuadirte, convencerte, ni a enfrentarte, yo vine a conversar. También habló del Kairós, quiere decir «momento adecuado o oportuno» y de Carpe diem, significa «aprovecha el día» él es del tipo de persona que prefiere la primera. Después hablamos de temas varios, se despidió y se fue.

Con Nelson nos quedamos conspirando, bueno él, pues el dinero y yo en estos momentos estamos bastante distanciados: a mi juicio es por el maltrato que la sociedad me da por ser lo que soy y por comportarme como lo hago, sin embargo, no me aflijo, ya que en mi plan el siguiente paso es crear dinero. No prestarle atención al dinero con el objetivo de estudiar lo fue/es una de las cosas más difíciles que he hecho, cuando escriba algo sobre este tema debe ser hermoso. La idea era conmemorar lo que había pasado, para Nelson fue algo agradable.

Se consiguió todo lo que se necesitaba. A medida que pasó el tiempo llegó Porry 33, el amigo que cumplió el miércoles pasado el 8, lo encontramos en el camino de regreso de donde el kuqui por el Almirante y algunos más. Estábamos departiendo chévere; volvió a llegar Elkin, normal; hasta que Kuroi me dice algo que no me gustó, porqué no me gusta que me limiten por los criterios de otros que no se pueden comparar con los míos, más cuando entiendo de lo bueno o lo malo que pueden llegar a ser las personas y los acepto tal como son pues yo no demonizo comportamientos a menos que ese sea el plan.

Nota: con Nelson se solucionó todo, no me quiero dar el lujo de apartarlo, menos ahora que nada más faltan 3 meses para que se acabe la época de locura.