El reconocido médico y pastor haitiano Christian Emmanuel Sanon, fue capturado en Florida en las últimas horas, acusado de ser el autor intelectual del asesinato del presidente de Haití Jovenel Moïse en la madrugada del 7 de julio pasado.

Las personas capturadas anteriormente declararon su nombre antes las autoridades, quienes ya sabían que fue la primera persona a quien llamaron luego de ejecutar el operativo.

En un allanamiento en la casa de Sanon, se encontraron 6 pistolas, fundas de pistola, 20 cajas de cartuchos, cargadores de pistolas y 4 placas oficiales de República Dominicana. Así mismo, una gorra de la DEA igual a las usadas por el comando al momento de entrar a la casa del presidente.

Sanon de 63 años entró a Haití en un avión privado con objetivos políticos. Poniéndose en contacto con una entidad investigativa para reclutar a los mercenarios que realizarían el crimen.

«Entró en Haití a principios de junio. Lo acompañaban algunos de los mercenarios que inicialmente debían velar por su seguridad como presidente y la de su empresa. La misión cambió cuando a uno de los atacantes se le presentó una orden judicial para traer al presidente», indicó el jefe de la Policía Nacional de Haití, León Charles.

La empresa de investigación creada en 2018 aparentemente por un venezolano identificado como Antonio Intriago es conocida como CTU Security, con sede en Doral y aún, después de lo sucedido sigue prestando sus servicios.

Así mismo, existen cuatro empresas colombianas de seguridad, manejadas por exmilitares que, por el momento en internet, aparecen vinculadas a la empresa en Doral.
Sin Embargo, los perfiles de sus directivos y de algunos de los colombianos capturados, ya no están en redes o fueron bloqueados en las últimas horas.

Mientras tanto, las autoridades están investigando a Dimitri Hérard, el jefe de Seguridad del Palacio Nacional. Quién tendrá que explicar cómo los acusados lograron pasar el anillo de seguridad sin que ningúno resultará herido y que ni siquiera hubiera un intercambio de disparos, yendo a torturar y asesinar al presidente de Haití.