El viernes 8 de octubre se decidirá qué pasará con Emilio Tapia, involucrado en el polémico contrato con Mintic y quien será trasladado desde la sede de la URI en Barranquilla hasta la cárcel Modelo de Bogotá. 

Aunque su traslado estaba previsto para este miércoles, el proceso no se cumplió, tras la suspensión de una audiencia de revocatoria de detención domiciliaria, por el caso del «Carrusel de la contratación», por el que actualmente Tapia cumple una condena. 

El tribunal decidirá si el imputado por el escándalo del Mintic será trasladado a Bogotá en este caso, o si permanecerá detenido interno en Barranquilla durante el proceso, tal como lo exigió la defensa de Tapia. 

El juez decidió aplazar la lectura de su decisión, para estudiar en detalle, los elementos materiales probatorios y la medida de aseguramiento impuesta por el polémico contrato del Mintic. 

En el marco de la audiencia, tanto el Ministerio Público, como la Fiscalía y la defensa de las víctimas en el caso del Mintic, no mostraron rechazo, para que Tapia permanezca en Barranquilla, siempre y cuando se garantice que asista virtualmente a las audiencias que sea convocado.