Por Angymar Peña

Camino a realizar mis actividades laborales me choqué con lo que realmente es la ciudad, y no hablo de edificios, centros comerciales y demás, hago énfasis del ruido que hay en ella, del señor que se levanta temprano a preparar sus tintos y la señora que se dedica a realizar sus fritos para su venta.

Una ciudad «grande» con pocas oportunidades de trabajo, pero con docenas de mujeres y hombres queriendo mejorar y poder llevar a casa el pan.

¿Cómo se logra sustentar a cientos de familias con tan poco? La verdad es que al menos el cincuenta por ciento de ellas les toca ver una mesa vacía, a unos niños llorar de hambre y unos padres desesperados, cohibidos por la pobreza. Pobreza de la cual es un esfuerzo grande salir.

Con un salario tan bajo como el que se tiene, unos impuestos altamente elevados, y miles de «representantes» en el trono que lo único que sirven es para destrozarnos más, omitimos el esfuerzo de los que realmente se despiertan temprano para brindarnos un poco de lo que son, de ese poco o mucho que le aportan a nuestra ciudad, pero preferimos quedarnos con lo que nos venden nuestros «histrión» y para colmo no nos beneficia.

Ahora bien, es cierto que  estamos lidiando con una enfermedad la cual nos puede llevar al perecimiento, pero aun así salimos en busca del alimento, parece que nos da más miedo morir de hambre que de covid, esta es la mejor muestra que tenemos para hacer notar que estamos en una pobreza extrema, que requerimos de ayuda y necesitamos que nuestro pueblo mejore.

Las formas están, solo que estamos ciegos y no miramos más allá, gozamos de mucho arte y cultura, ¿por qué lo hemos dejado perder? Muchos jóvenes con talento que se reprimen a mostrarlo, variedad de artesanía y folclor. La ayuda viene desde cada ciudadano, aportando el grano de arena.

A los que nos cuesta salir diariamente, los que sabemos el valor de una moneda de 50, la lucha es desde abajo, con resistencia, haciéndonos sentir, mostrando que más que una ciudad somos un equipo, por el futuro de una mejor ciudad, y por Colombia entera.