Este viernes 23 de julio a través de la edición de Ficci Interruptus, presentarán el largometraje documental de Simón Uribe, Suspensión.

Los cartageneros podrán disfrutar del documental en la Bahía de las Ánimas en el Centro Histórico de la ciudad, la entrada se desarrollará desde las 8:15 de la noche, y a partir de las 8:30 podrán disfrutar de la proyección.

‘Suspensión’ aún no se ha estrenado a nivel nacional, su estreno se encuentra programado para el próximo 29 de julio, aun así, los cartageneros podrán disfrutar del largometraje este viernes 23 de julio.

Este documental explora los alcances de la política de la ilusión a través de un viaje por la Colombia profunda entre sus montañas, dirigido por Simón Uribe, y producido por Joaquín Uribe, contó con Marcela Lizcano en la producción ejecutiva, Andrés Hilarión en dirección de fotografía, Mateo Rudas, Gustavo Vasco en el montaje, Juan Pablo Patiño en el sonido, Fredy Vallejos, Juan Manuel Toro, Mateo Barrios, y Santiago Rudas en la musicalización, y Simón Uribe, Joaquín Uribe, María Elisa Balen, Mateo Rudas, y Viceversa Cine, como co productores.

Suspensión se enfoca en la fallida construcción de una carretera, en medio de una zona montañosa, por parte del gobierno, una vía nacional de proyecciones faraónicas y desproporcionadas, que terminó siendo una obra inconclusa devorada por la selva, y que a su vez, era la única alternativa que la población cercana tenía para evitar un peligroso tramo conocido como “el trampolín de la muerte”, que no ha parado de sumar víctimas mortales desde hace más de medio siglo, ante la vista gorda de las autoridades.

En el “trampolín de la muerte” se producen accidentes vehiculares continuamente debido a la inestabilidad del terreno, los abismos, las lluvias y la estrechez. La vía es riesgosa y muchos de los accidentes son letales. ¿Los motivos para detener la construcción de la nueva vía? Siguen siendo inciertos, y esta región montañosa sigue desconectada del país, ya que no cuenta con condiciones de desplazamiento óptimas, y las personas que conducen por la vía siguen muriendo.

Para la construcción de este “elefante blanco”, nombre que designa obras de infraestructura desarrolladas con recursos públicos cuyos gastos superan los beneficios, y que además se encuentran inconclusas, se ha realizado una inversión de 401.000 mil millones de pesos (104 millones de dólares), y en nueve años han construido solo 18 kilómetros de los 45,6 km proyectados. Terminarla tardaría 10 años más y 482 millones de dólares adicionales.