Este lunes las autoridades de Milán, Italia lograron interceptar una carta que contenía tres balas dirigida al papa Francisco.

Según fuentes del cuerpo militar a EFE, el envío de la carta fue detenido en el centro de clasificación postal de Peschiera Borromeo, en la provincia de Milán. De inmediato, los Carabineros del departamento de San Donato Milanese, empezaron una investigación bajo la autorización de la fiscal adjunta de Milán, Alessandra Cerreti.

De acuerdo a los medios locales, la carta tenía en su interior tres balas de calibre 9 milímetros y un texto acerca de los escándalos del último caso sobre los procedimientos financieros que ocurrieron en el Vaticano, en los que precisamente, hace pocos días se abrió un juicio contra el cardenal Angelo Becciu quien fue defenestrado por el sumo pontífice, además de otra personas por delitos económicos.

Aparentemente, después de analizar el sello la carta fue enviada desde Francia y el destinatario estaba escrito con bolígrafo, pero no muy claro, sin embargo, se podía observar que dice: “Papa – Ciudad del Vaticano, Piazza S. Pietro en Roma”.

La carta fue encontrada durante las operaciones de clasificación de la correspondencia por los empleados del centro postal la noche del domingo al lunes, los Carabinieri y la Unidad de inspección del cuerpo militar se encuentra analizando todo el material. Por el momento, el Vaticano no se ha manifestado acerca de los hechos ocurridos.