Luego de terminar los talleres de identificación de necesidades ambientales en Isla Grande, las Islas del Rosario, San Bernardo, Santa Cruz del Islote e Isla Múcura, Cardique anuncia que serán parte del Plan de Acción Institucional (PAI).

Para determinar las necesidades en cada una de las comunidades un equipo de la corporación se reúne con los mismos habitantes de la zona para discutir los problemas que los afectan. En el caso propio de las comunidades de la zona insular serían la tala de mangles, manejos inadecuados de residuos sólidos, erosión, entre otros.

“Es la misma comunidad la que nos indica cuáles son las necesidades para nosotros priorizar la inversión. Cardique está llegando a todos los rincones de la jurisdicción apoyando a las comunidades con obras que permitan lograr el mejoramiento del ambiente”, precisó el director de Cardique, Ángelo Bacci.

Erik Cassiani Díaz, profesional universitario de Cardique, afirmó que este método es más eficaz ya que permite una mayor cercanía con las comunidades, a la vez que se cumple la función de la institución como autoridad ambiental.

“Nosotros siempre nos quejamos del olvido estatal, pero ahora vinieron a escucharnos y quedó el compromiso de atender nuestros requerimientos en materia ambiental”, manifestó Adrián Caraballo, dirigente juvenil de Isla Múcura.