Uno de los logros más significativos de la Corporación Autónoma Regional del Canal del Dique (Cardique) del 2020 fue la actualización de las Determinantes Ambientales en la jurisdicción, pese a las barreras impuestas por la pandemia del Covid-19.

El director de Cardique, Angelo Bacci Hernández, dijo que gracias al trabajo articulado con Minambiente y el programa Riqueza Natural de USAID, se logró incorporar las políticas, regulaciones y la guía de implementación a las 34 fichas.

Estos puntos soportan técnicamente la resolución que adopta las Determinantes Ambientales para la jurisdicción, logrando que estos componentes sean incluidos adecuadamente al ejercicio del ordenamiento territorial en los municipios de la jurisdicción.

El funcionario destacó el interés de los entes territoriales en reuniones virtuales y presenciales para la socialización de las determinantes ambientales, herramienta indispensable en el ordenamiento territorial municipal dentro de su jurisdicción.

Ordenamiento que representa, una formación a los municipios sobre las decisiones tomadas en el marco del Ordenamiento Ambiental Territorial (OAT). Lo anterior para constituirse en normas de superior jerarquía al momento de formular sus Planes de Ordenamiento Territorial (POT), dando cumplimiento al Artículo 10 de la Ley 388 de 1997.

“Cardique dentro de su accionar como autoridad ambiental ha desarrollado diferentes instrumentos de Ordenamiento Ambiental Territorial en procura de garantizar el adecuado uso del territorio y aprovechamiento sostenible de los recursos naturales renovables en su jurisdicción”, manifestó El director de Cardique.

Además, destacó que las Determinantes Ambientales son un insumo importante para lograr la articulación de los procesos de revisión, ajuste y reformulación de los Planes de Ordenamiento Territorial.

Esto, con las propuestas de Ordenamiento Ambiental promovidas desde los niveles regionales y nacionales. Entre estas: las áreas protegidas, los Planes de Ordenación Forestal, Planes de Manejo de Páramos y Humedales, los Planes de Ordenación y Manejo de Cuencas y demás instrumentos de planificación existentes.

Para el proceso que inició en el mes de marzo, se desarrollaron 10 mesas temáticas donde participaron profesionales con experiencia relacionada y un amplio conocimiento del territorio, se compilaron y analizaron más de 3.000 folios y se solicitó información a otras corporaciones y a Minambiente.

Cardique adoptó las determinantes ambientales, mediante la Resolución No.0944 del 14 de Diciembre de 2020, expedida por la Dirección General. La resolución determina las disposiciones generales y transitorias para cada uno de los cuatro ejes de determinantes: Medio Natural, Medio Transformado, Gestión de Riesgo y Cambio Climático, y Ocupación del Suelo Rural. Además, adopta las fichas técnicas para cada uno de los temas en los que se despliegan estos ejes temáticos.

“Son objetivos de las Determinantes ‘Ambientales’: contribuir a asegurar un óptimo aprovechamiento de los recursos naturales; conservar la biodiversidad; y mantener los servicios ecosistémicos, previendo aquellas actividades que impliquen la destrucción, daño o deterioro irreversible del suelo”, explicó Bacci.

Para el ordenamiento ambiental del territorio, las determinantes de carácter ambiental se sustentan en estudios técnicos y el empleo de cartografía a escalas adecuadas. Es decir, las determinantes están basadas en el conocimiento sobre la estructura y dinámica de los ecosistemas, la valoración de los posibles conflictos socioambientales y las potencialidades ambientales de ese territorio.