Con esta nueva apuesta del Boticario Bar, ubicado al aire libre en la terraza del tercer piso del hotel Sofitel Legend Santa Clara, se busca ofrecer experiencias memorables.

Este espacio que abre sus puertas ahora en noviembre, busca recrear el concepto de las antiguas farmacias, donde se experimentaban y preparaban medicamentos de forma artesanal, combinando plantas y minerales para descubrir fórmulas magistrales con propiedades curativas.

El Bar bajo un concepto simple, refinado y de buen gusto, establecerá una mezcla entre el glamour y el fascinante mundo de las boticas naturales, para entregar experiencias inolvidables. Con su innovadora técnica de clarificación, tendrán un menú lleno de sorprendentes cocteles y bebidas con y sin alcohol, creadas con mezclas de licores, jarabes y especies que harán que los visitantes vivan una experiencia memorable al mejor estilo Live The French Way.

De acuerdo con Nicolás Pesty, Gerente del Hotel Sofitel Legend Santa Clara, han querido seguir con la filosofía de crear experiencias y momentos inspirados en las historias mágicas del convento, “Boticario Bar es el perfecto ejemplo que muestra como tenemos una innovadora propuesta con la técnica de clarificación que será utilizada por primera vez en la ciudad”, manifestó Pesty.

Este nuevo sitio, contará con estrictas medidas de bioseguridad que garantizan la tranquilidad y comodidad de los visitantes, dando cumplimiento de forma estricta a los protocolos de distanciamiento social exigidos no solo por los gobiernos locales sino por la cadena de Hoteles Accor a través del Sello ALL SAFE y siguiendo las pautas de la reconocida firma auditora Bureau Veritas, quienes certifican que el Sofitel Legend Santa Clara, cumple con todos los niveles de limpieza y desinfección requeridos.

Un estilo de antaño

Boticario Bar ha incluido cada uno de los detalles de una botica antigua. Según Juan Pablo Estrada, Jefe de Banquetes del Sofitel Legend Santa Clara y quien lidera el proyecto, “hemos combinado diferentes elementos que van desde la decoración y la ambientación, logrando que cada rincón del bar cuente una historia e invite a nuestros visitantes a un mundo lleno de descubrimientos que involucran la mística de la química, donde cada trago y cóctel es una reinterpretación de las boticas”.

La artista plástica chilena Pilar Meira, quién se encuentra radicada en Colombia, fue la encargada de darle al lugar un toque de autenticidad; desde los muebles y estanterías de madera con acabado antiguo, hasta los accesorios como frascos en vidrio ámbar envejecidos, cristales de laboratorio, tazas y jarros esmaltados, la carta de licores con un diseño que hace honor a las farmacias antiguas y los uniformes inspirados en antiguas camisas de boticario medieval en tonos crudos (blanco y beige) con sutiles toques en rojo y un broche de metal en forma de una cruz distintiva de la época, lograron darle vida a la esencia del proyecto.

Y, por supuesto, la entrada al bar no podía pasar desapercibida, pues por primera vez se habilitará la puerta de la Calle del Torno, utilizada por las monjas del convento para recibir y entregar diferentes cosas al exterior, y que estará abierta para que los visitantes ingresen a Boticario Bar.

Lo que más se resalta dentro del concepto del nuevo espacio es la creatividad de su carta de licores, en donde se invita a descubrir todo un mundo de sabores inspirados en los libros de las boticas. Cada sección sorprende por sus fórmulas y recetas con las indicaciones y contraindicaciones al estilo de las mejores farmacias antiguas.