Identificado como Diego Cardozo, era un joven bogotano que recibió 3 puñaladas mientras estaba con su hermano menor, por tres delincuentes extranjeros. 

La Policía Metropolitana de Bogotá anunció una recompensa de 20 millones de pesos para encontrar a los responsables de este crimen, que se suma a uno más en medio de un robo de bicicleta en la capital. 

El crimen de Cardozo, de 25 años, tuvo lugar el pasado martes alrededor de las 19:30 horas, a escasos metros de uno de los túneles en la ciclorruta de la calle 26, antes de llegar a la Avenida Boyacá. 

Hasta el lugar llegó el periodista de Caracol, Héctor Rojas, quien encontró serios detalles en la zona, que dejan a merced a los biciusuarios, y a las autoridades atadas de manos por no tener recursos para dar con los delincuentes. 

El reportero de ese informativo mostró que el túnel por donde pasó Diego Cardozo segundos antes de que lo interceptaran 3 venezolanos tiene 6 lámparas, pero de ellas solo funciona una, por lo que en momentos de poca luz los que pasan por allí son presa fácil para los ladrones. 

Rojas también encontró que en zona de la ciclorruta no hay ninguna cámara de seguridad y que, además, hay un póster de la Virgen de la Consolata colgado al final (o inicio) del corto túnel, a los que los biciusuarios se encomiendan para que no les pase nada. 

“Cuando no está inundado, están los ladrones”, dijo una ciclista al periodista de Caracol, mientras que un hombre aseguró que en ese mismo lugar, a inicios de junio, lo robaron y le pegaron una puñalada en el pecho, que casi lo mata. 

Por último, Héctor Rojas, de Noticias Caracol, mostró la zona hacia donde se van los delincuentes que roban en la ciclorruta de la Calle 26. Los bandidos, después de cometer los delitos, huyen hacia Ciudad Salitre, donde sí hay cámaras de seguridad y las autoridades esperan identificar a los extranjeros que asesinaron a Diego Cardozo.