Con un acto realizado en la biblioteca del Pie de la Popa, se hizo la «prueba de fuego» a 37 dulceras y dulceros inscritos para participar en el XI Festival del Dulce cartagenero.

Un jurado evaluó sus creaciones, tanto tradicionales como innovadoras para ser presentadas en el evento que se desarrollará de forma virtual y presencial del 28 de marzo al 3 de abril.

La presencialidad se desarrollará con puestos de ventas en los centros comerciales aplicando todos los protocolos dispuestos por el Distrito y el Gobierno Nacional. Asimismo, el IPCC abrirá una página digital donde se harán los pedidos a domicilio y contendrá los datos y corta reseña de cada participante. Una vez quede habilitada, esta página quedará abierta todo el año para continuar la comercialización de los dulces.

Este año se hace un homenaje a las dulceras del Portal de los Dulces, que cumplen cien años de estar en este sitio emblemático de Cartagena, ofreciendo sus manjares.

Elías Pardo Orozco, integrante del jurado evaluador, experimentado cocinero y maestro de gastronomía del SENA, indicó que se califica la presentación, la textura, el sabor y la creatividad.

“Hay que destacar a estas portadoras, el esfuerzo, la tradición de hacer dulce, pero igual hay que tener en cuenta que deben ir mejorando cada año, ir en un proceso de mejora progresiva, hay que mejorar cada presentación y aquí hemos visto unos de muy buena calidad, que han ido más allá, encontrando no solo el sabor, sino su textura y su presentación, y eso es lo que avalamos”

«La idea es que el Festival se destaque como el que ofrece el mejor dulce del país», agregó.

Estado actual de participantes

En busca de la reactivación económica en el sector turístico y cultural que tanto se ha visto afectado en Cartagena, se siguen apoyando estos eventos que beneficia a cientos de familias, promueven nuestra cultura y conservan nuestra identidad.

Silvia Torres, una de las matronas de Palenque, quien lleva 35 años vendiendo dulces, dijo que hacerlos es una tradición familiar. “Este festival lo fundé yo”, agregó y explicó que ella hace más de 10 años hizo un proyecto que presentó al Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena, que lo aceptó y así se inició el Festival.