Estados Unidos tildó de «horrible» el aparente uso de látigos por parte de agentes de la Patrulla Fronteriza contra algunos de los haitianos que han cruzado irregularmente en los últimos días la frontera entre México y Estados Unidos.

Psaki expresó que es «horrible ver» esa imagen y aseguró que no tenía la información suficiente sobre su contexto, sin embargo, si se logra confirmar que los agentes llevaban látigos y golpearon a los migrantes con ellos, «por supuesto que nunca deberían poder volver a hacerlo».

Jen Psaki, la portavoz de la Casa Blanca señaló «no creo que nadie que haya visto esas imágenes pueda pensar que es algo aceptable o apropiado» tras responder sobre una fotografía tomada el domingo 19 de septiembre, cerca de la ciudad de Del Río, en Texas, lugar al que han llegado más de 13.000 migrantes, en su mayoría haitianos, a los que el Gobierno estadounidense ya ha empezado a deportar a Haití.

Además, insistió que este «no es el momento» para que los indocumentados haitianos lleguen a Estados Unidos. Así mismo, recordó que quedan reformas por hacer al sistema de asilo y que Estados Unidos sigue deportando inmediatamente a la mayoría de quienes cruzan la frontera, amparándose en la pandemia y sin permitirles solicitar refugio.

En una de las imágenes, un agente de la Patrulla Fronteriza montad en un caballo, agarra de la camiseta a un inmigrante, mientras aparentemente le golpea con lo que parece un látigo, en la orilla estadounidense del Río Bravo, que separa EE.UU de México.

El fotoperiodista Paul Ratje, quien capturó la fotografía, describió lo que llevaba el agente como un látigo, aunque otros periodistas y observadores han especulado de que se trata de una fusta o de las riendas del caballo.