Este lunes las plataformas de redes sociales presentaron una masiva interrupción en su servicio a nivel mundial, donde se vieron afectados los usuarios de Instagram, WhatsApp y Facebook. Al cierre en Nueva York, las acciones de Facebook cayeron 4,9%.

El precio de las acciones de la red social más grande del mundo pasaban de US$343.01 a US$323.23 cada una en el NASDAQ, lo que representa una pérdida en valor de mercado de alrededor de US$10,207 millones.

“Somos conscientes de que algunas personas tienen problemas para acceder a nuestras aplicaciones y productos. Estamos trabajando para que todo vuelva a la normalidad lo antes posible y pedimos disculpas por cualquier inconveniente”, escribió Facebook vía Twitter.

Cómo fuere, el que más nota mucha gente es, primero que nada, WhatsApp: la mayoría de la gente no está todo el día entrando a Facebook o a Instagram -por más que lo haga varias veces al día- pero WhatsApp tiene un uso constante para los más de 2.000 millones de usuarios que tiene este mensajero. Y no es sólo para mandar memes o charlar con amigos: al menos 175 millones de personas -a octubre del año pasado- se comunicaban a diario con empresas y servicios digitales a través de la versión para empresas de WhatsApp.

¿Puede estimarse, entonces, cuánto dinero está perdiendo Facebook durante este tiempo sin servicio? Sí, haciendo la salvedad de que asumimos que el servicio no funciona en ninguna parte del mundo, aunque la compañía dice que “algunos usuarios” están sin acceso, y que algunos se harán, quizás, más tarde.

Ante un apagón total, como parece ser el caso, la compañía podría dejar de ganar (asumiendo que factura lo mismo todo el año) unos 3,6 millones de dólares por hora. El cálculo es: US$ 32.000 millones -de ganancias puras en 2020- divididos por los 365 días del año, que da cerca de 87,6 millones por día, lo que equivale a 3,6 millones de dólares de ganancias que se esfuman con cada hora que el trío de servicios sigue sin estar disponible.